Protege tus ojos al usar el eyeliner


Es indudable que aplicarnos el eyeliner hace que nuestra mirada adquiera un toque magnético y cautivador que aumenta en gran medida el atractivo de nuestro rostro.

Sin embargo, a veces, sobre todo si somos usuarias asiduas del delineador, nuestros ojos terminan por irritarse, nos escuecen, se secan y terminan enrojecidos y con un aspecto deplorable debido a que algo de producto se introduce en ellos cuando nos lo aplicados.

Dado que el cuidado de nuestros ojos es tan importante como nuestra imagen, si aparecen estos síntomas lo mejor es que dejes de aplicarte el delineador durante unos días y aplicarte un colirio neutro que calme la irritación y la sequedad de tus ojos. Una vez se hayan recuperado, puedes seguir estos consejos para aplicarte el delineador sin dañar tus ojos:

No uses delineador con brillos:
Aunque aparezca en el envase que el producto es apto para aplicarlo en los ojos, debes tener cuidado en aplicar aquellos que tienen brillos, sobre todo si usas lentes de contacto o si tus ojos son muy sensibles. Las partículas que hacen que el eyeliner brille se introducen en tus ojos y los irritan durante todo el día. Puedes aplicártelo de vez en cuando, pero en momentos en los que no vayas a estar maquillada durante horas y horas.

Afila tu lápiz antes de aplicártelo: Aunque a veces nos resulta más fácil aplicarlo cuando el lápiz tiene menos punta, al ser esta gruesa, es más probable que partículas de producto se introduzcan en los ojos, e incluso puedes dañarlos mientras te maquillas.

– Si usas lentes de contacto, recuerda que primero debes ponerte las lentillas, después aplicarte el eyeliner y finalmente las sombras. Cuando te vayas a desmaquillar, quítate primero las lentillas y después desmaquíllate.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *