Recetas naturales para talones agrietados


Durante el invierno es habitual que nos olvidemos de cuidar nuestros pies debido a que son pocas las ocasiones en los que los mostramos. Sin embargo, cuando llega la primavera y comienza el calor nos fiamos más en ellos y es entonces cuando descubrimos que están bastante estropeados, especialmente en los talones, que suelen presentar mucha sequedad, grietas, durezas, etc., lo que les resta belleza a la hora de lucirlos en las sandalias.

Para eliminar estas grietas y durezas, podemos utilizar una serie de mascarillas y baños naturales reparadores que, además nos van a ayudar a que nuestros pies permanezcan perfectos durante todo el verano:

Baño de hierbas: para prepararlo necesitas un puñado de hierbas en el que debes mezclar hierbabuena, flor de saúco, cola de caballo, aceite de almendra en la misma proporción y un litro de agua. Comienza hirviendo el agua y apártalo cuando comience a hervir. Añade entonces las hierbas, tapa el recipiente y déjalo que repose durante 20 minutos.

Después cuela la mezcla y añádela a un recipiente en el que previamente hayas puesto agua suficiente para sumergir los pies, tibia o fría. Sumerge los pies durante quince o veinte minutos y a continuación sécalos cuidadosamente. Aplica entonces aceite de almendra en el talón y ponte un calcetín de algodón para que se absorba totalmente. Si realizas el baño por la noche te resultará muy relajante.

Mascarilla de plátano: Pela un plátano maduro y tritúralo hasta obtener una pasta. Aplícala en la zona en la que existan sequedad o grietas en el talón, déjala actuar durante diez minutos y aclárate con agua tibia.

Aceite para talones agrietados: Mezcla 50 ml de aceite de sésamo y 10 ml de esencia de clavo hasta obtener un aceite uniforme. Aplícalo cada noche en los talones después de remojar los pies en agua tibia durante 10 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *