Remedios naturales para las quemaduras del sol en la piel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A todas nos gusta el bonito color dorado que adquiere nuestra piel después de exponernos al sol durante algunos minutos. Sin embargo, a veces, por querer estar morenas antes de tiempo, estamos demasiado tiempo al sol con lo cual nuestra piel enrojece y se quema.

Cuando nos quemamos con el sol, aparte de ser molesto y doloroso, ya que cualquier contacto o roce nos produce dolor, también supone una causa que acelera el envejecimiento de nuestra piel. Mientras se quema, nuestra piel se deshidrata y se reseca, haciendo más probable que aparezcan manchas solares y que se produzca el fotoenvejecimiento de la piel. Para evitar esto, te proponemos una serie de remedios que puedes utilizar si te has quemado con el sol pero quieres seguir manteniendo una piel joven y bonita:

– El primer remedio es muy sencillo si tienes una planta de aloe vera a mano. Sólo tienes que cortar un trozo de su carnosa hoja y aplicar la sabia de aloe sobre la quemadura, lo que la refrescará y la hidratará al momento, ayudando a tu piel a recuperarse.

– También puedes utilizar el pepino, cortándolo en rodajas y aplicándolo sobre la zona de piel quemada. El pepino también te refrescará y te ayudará a hidratarte.

– Si tienes vinagre de manzana, puedes probar a aplicarlo con un algodón sobre la zona de la quemadura para sentir alivio. Si la zona es muy grande, como cuando te quemas la espalda, por ejemplo, empapa un paño de algodón en vinagre de manzana y aplícalo sobre la zona a tratar.

De este modo, tu piel mantendrá su hidratación y no sufrirá a largo plazo los efectos del sol. Pero recuerda que el secreto para mantener la piel joven por más tiempo es un buen protector solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *