Remedios naturales para los callos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Caminamos, corremos, subimos y bajamos escaleras o simplemente estamos de pie. Seguramente los pies son la parte de nuestro cuerpo que más utilizamos pero a la que menos caso hacemos. Incluso cuando vamos a comprarnos zapatos, nos preocupamos más de la estética y de la moda que de la comodidad. Y ello, al cabo del tiempo, nos pasa factura, ya que en nuestros pies acaban apareciendo los callos.

Los callos se forman como respuesta a una fricción o presión repetida, para proteger la piel, pero son también dolorosos y molestos, aparte de antiestéticos. Para librarnos de ellos tenemos varios tratamientos a nuestro alcance, pero también podemos recurrir a los remedios naturales para eliminarlos y cuidar de nuestros pies. Aquí te presentamos algunos de ellos:

Baño de pies de avena y manzanilla: Para prepararlo necesitas medio litro de agua tibia, dos cucharadas de avena, una cucharada de manzanilla y el zumo de un limón. Prepara el baño para los pies añadiendo un poco de jabón al agua tibia y después añade la avena y la manzanilla. Sumerge los pies en el baño y déjalos durante 10 minutos. Aparte de descansar tus pies, este baño se utiliza para suavizar el callo. A continuación saca los pies del agua, y echa unas gotas de limón sobre los callos. Ponte una tirita sobre ellos y después unos calcetines para que el limón actúe.

Pasta de aspirinas: Tritura 5 ó 6 aspirinas y mézclalas con una cucharada de agua y zumo de limón. Aplica la pasta sobre los callos y envuelve los pies en una toalla caliente durante unos diez minutos. Pasado este tiempo, frótalos con una piedra pómez. Comprobarás cómo se desprenden más fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *