Remedios naturales para los poros abiertos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Son pocas las mujeres que pueden presumir de un cutis liso y perfecto, sin imperfecciones y sin poros abiertos, que con apenas un poco de base de maquillaje quede realmente perfecto. Si éste es tu caso, estás de enhorabuena, pero si eres de las que tiene que lidiar con los poros abiertos día sí y día también, aquí te presentamos una serie de remedios naturales que te ayuden a minimizarlos, evitando que la grasa y la suciedad se acumulen en ellos y lograr así un cutis más terso y atractivo.

Tomate: Parte un tomate maduro por la mitad y frótate con la parte de la pulpa la zona donde los poros sean más visibles. Déjalo secar durante quince minutos y, al terminar, aclárate con agua tibia. Si los poros aún se destacan, repite la operación con la otra mitad del tomate.

Pepino: Para preparar esta mascarilla necesitas un pepino mediano, leche en polvo y dos cucharadas de miel. Licúa el pepino, añade la leche y la miel, hasta lograr una consistencia de crema. Aplícatela dos veces por semana en el rostro, dejándola actuar durante quince minutos y aclarándote después con agua tibia tirando a fría. Poco a poco notarás como los poros se van reduciendo.

Romero: Pon a hervir una olla mediana hasta la mitad de agua y, cuando hierva, añade unas hojas de romero. Como si fueras a hacer vahos para despejar los pulmones, colócate una toalla sobre la cabeza e inclínate sobre la olla, sin quemarte, dejando que tu rostro absorba el vapor. Cuando el agua se haya entibiado, pásate un algodón por el rostro y aclárate con agua tibia. Comprobarás cómo el vapor del romero elimina las impurezas que hacen los poros visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *