Stop puntas abiertas

puntas abiertas
Las melenas son siempre muy bonitas para lucir cuando se tiene el pelo cuidado. Muchas veces no es posible por los tintes, permanentes, mechas… a lo que se suman las puntas abiertas, que realmente afean mucho cualquier peinado. Combatirlas es posible con unos pequeños consejos y trucos muy sencillos que se pueden seguir en casa y en poco tiempo.

Cuidados

Cuando se tienen las puntas abiertas, normalmente, es porque el pelo está poco hidratado o bien muy castigado por productos que se emplean en tintes o permanentes, por ejemplo. Lo mejor en estos casos es utilizar en casa un champú para pelo castigado, que incluya en su composición proteínas de seda, ceramidas o manteca de karité, entre otros, porque suavizan a la vez que eliminan la suciedad.

El acondicionador o crema suavizante también es conveniente utilizarlo dentro de esta gama de pelo castigado, mientras que las mascarillas igualmente no pueden faltar en los cuidados básicos, eligiendo mejor las que son reparadoras.

Muy importante es que en todos los productos que escojas para el cuidado del cabello no lleven alcohol porque potencian ese efecto de pelo seco y encrespado. Es mejor optar por los aceites en seco, los sérums o las cremas capilares.

puntas abiertas
En aquellos casos en que seques el cabello con el secador o bien utilices planchas, tenacillas… es conveniente utilizar sprays y productos termoprotectores para que el calor no genere ningún daño. Previamente, no seques el cuero cabelludo con la toalla haciendo fricciones ni desenredes con cepillos que no sean de cerdas naturales.

Tampoco hay que olvidarse de emplear los aceites capilares, que tienen muchos beneficios para el pelo porque generan como una especie de película alrededor del mismo con la que se preserva mejor el nivel de hidratación. Otros buenos aliados son el aceite de coco, que tiene efectos suavizantes y hace que el cabello luzca más brillante, y el aceite de oliva para unas dosis extra de hidratación.

Y, finalmente, no te olvides de sanear las puntas cada tres meses porque, aunque las cuides, es importante cortarlas periódicamente. En el caso de que estén muy dañadas, es mejor cortar y luego comenzar con los cuidados y aplicar también selladores de puntas para prolongar los efectos positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.