Talones listos para lucir

talones
Con la llegada del buen tiempo, toca quitarse las botas y los zapatos cerrados y comenzar a llevar las sandalias y, en consecuencia, dejar ver los talones de los pies. Esta parte del cuerpo, como habitualmente no se muestra mucho, suele ser una de las grandes olvidadas en cuanto a belleza, de manera que no siempre para esta fecha se consigue tener unos talones suaves y listos para exhibir. Sin embargo, hay unos cuidados esenciales con los que es posible lograrlo. Y lo mejor de todo es que aún estás a tiempo porque no es tarde para comenzar.

Las claves

Una de las pautas más importantes para que los talones no se vean con asperezas o grietas o bien presenten signos de sequedad es mantenerlos limpios. Lo más recomendable es sumergirlos en agua con jabón durante 15 minutos todos los días antes de acostarse. Además, es fundamental secarlos bien, sobre todo entre los dedos, para que no se favorezca la aparición de hongos u otros problemas.

Tras este proceso y siempre tras la ducha o el baño, hay que hacer una buena hidratación con crema hidratante, mejor si es específica para pies, con el fin de evitar esa sequedad y que puedan aparecer las grietas o que las uñas se resequen demasiado.

talones
También es muy importante realizar la pedicura en casa para que las uñas estén en perfecto estado y se eliminen las células muertas de la piel de esta parte del cuerpo, siendo igualmente recomendable acudir a un centro especializado una vez al mes para hacer este tratamiento de forma más intensiva.

Y, sobre todo, es vital elegir el zapato adecuado para los pies y que se adapte a su forma y a la manera de caminar para que no surjan problemas. Tampoco hay que olvidarse de que caminar descalza no es bueno si el objetivo que se quiere conseguir es tener unos talones suaves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *