Tipos de protectores solares

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hace unos días les explicábamos la importancia que tiene proteger nuestra piel de las peligrosas radiaciones solares, éstas pueden llegar a ser muy perjudiciales para nuestro cuerpo, y sobre todo para nuestra piel. Para evitarlo, deberemos utilizar cremas solares siempre que nos expongamos al sol.

Existen dos tipos de protectores solares, unos los conocidos como protectores y otros como bloqueadores. La diferencia entre ambos es la composición: los primeros están compuesto por productos orgánicos que nos protegen de las radiaciones ultravioletas B, mientras que los segundos contienen sustancias inorgánicas que previenen que los rayos UVA y UVB alcancen la piel.

Estos productos los podemos encontrar en la actualidad en cualquier supermercado o farmacia de nuestro país en diferentes formas, ya sea en aceite, en leche o en spray. Además, hace poco tiempo han aparecido en el mercado nuevas lociones resistentes al agua.

En lo que verdaderamente nos tenemos que fijar es el índice de protección solar de estos productos, ya que según su factor nos protegerá más o menos de las radiaciones. Estos índices van desde el factor 2, que serían los mínimos, hasta el 30.

Otra de las cosas que siempre deberemos revisar son las etiquetas. Deberemos constatar que ese protector que vamos adquirir certifique que nos protegerá tanto de los rayos UVA como de los UVB.

¿Cómo debemos aplicarnos los protectores?

Para obtener unos resultados satisfactorios deberemos aplicarnos los protectores 30 minutos antes de nuestra exposición al sol, repitiendo esta misma operación aproximadamente cada hora.

¿A partir de que edades se tienen que empezar a utilizar?

Las cremas solares las deben utilizar todas las persona, desde bebes de 6 meses hasta las personas mayores.

¿Qué índice de protección necesito?

*Si eres muy blanco de piel y acostumbras a sufrir quemaduras deberás utilizar un factor entre el 30-20.

*Si te sueles poner moreno muy poco y además acostumbras a sufrir quemaduras deberás utilizar un factor entre el 30 y el 12.

*Si te sueles poner moreno enseguida y no acostumbras a sufrir quemaduras deberás utilizar el factor entre 8 y 4.

Piel, Productos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *