Tipos de vaselina


La vaselina es uno de esos productos que hemos tenido toda la vida a nuestro alrededor (seguro que vuestras abuelas y vuestras madres también lo usaban) y al que muchas veces no le damos el valor que tiene. Como me pasa con el talco o con la Nivea de toda la vida, pienso: ¡con la de productos nuevos que existen tendré que probar! Y muchas veces me doy cuenta de que, si hace tantos años que se utiliza, será por algo.

Ultra-hidratación

La vaselina es un producto multi-usos ultra-hidratante y cicatrizante. Es un derivado del petróleo pero, antes de que os asustéis, en su grado más refinado, la vaselina blanca, no es nociva ni tóxica. Por sus propiedades se ha convertido en uno de los excipientes más utilizados a la hora de realizar pomadas y cremas tanto en la industria farmacéutica y cosmética.

La vaselina ha estado presente entre los productos cosméticos desde hace muchísimo tiempo, no sólo por su poder hidratante y calmante, también por los muchos beneficios médicos que representa. Es perfecta para tratar quemaduras solares, picaduras de insectos, como tratamiento anti-acné o para aliviar pieles irritadas.

Actualmente, pese a las múltiples propiedades y beneficios que representa para nuestra piel, parece que la hemos echado en el olvido para utilizar cremas más naturales, en el campo de la cosmética, o medicamentos más efectivos (aparentemente) en su versión más terapéutica.

Aliada de belleza

La vaselina es una gran aliada de nuestra piel y, por tanto, de nuestra belleza. Hay que recuperar su uso pues, además de restablecer la salud de nuestra piel, también es un producto cómodo de transportar y económico.


Cuando pienso en la vaselina, lo primero que me viene a la mente es el tarrito rosa de la marca Gal, su textura sólida y utilizarlo mayoritariamente como protector labial. Nunca había pensado que la vaselina podía presentarse en otros formatos y para otros usos.

La vaselina es un must en cualquier neceser de productos de belleza. Utilízala para todo: para hidratar zonas especialmente secas (como codos y rodillas), para peinar cejas y pestañas, para hidratar las manos, uñas y cutículas (además, como el maquillaje no se adhiere es ideal para una manicura casera), si te tiñes en casa, extiéndela por el nacimiento del pelo y evitarás tintarte la piel. Los usos son variados y seguro que me dejo alguno en el tintero.

Tipos de vaselina

Los tipos más comunes de vaselina son la vaselina sólida y la vaselina líquida. La vaselina solida bien refinada (la que usamos en cosmética) se caracteriza por ser blanca e inodora. Su textura tipo gel se funde muy bien con nuestra temperatura corporal y una propiedad que la diferencia de otros excipientes es que no es soluble al agua lo que le permite “impermeablizar” y humectar la piel. Al ser soluble en otros líquidos, como en determinados aceites o en alcohol, veréis que se utiliza en muchísimos productos cosméticos.


Es la más habitual, la que encontramos en la mesita de noche de nuestra abuela y en farmacias y supermercados. Su precio es muy asequible y los resultados son inmejorables. Es importante que no utilicéis vaselinas poco refinadas, veréis que su color es amarillo, ámbar o marrón pues, aunque utilizado en al industria, en este caso sí que es nocivo para nuestra salud.

Otro tipo de vaselina muy común es la vaselina líquida. Aunque la encontramos en algunos productos cosméticos, en forma de parafina, un componente que genera mucha controversia, su uso más habitual es para tratamientos terapéuticos para paliar problemas intestinales, por ejemplo.

Además, la vaselina está presente en muchas pomadas de prescripción médica en forma de vaselina salicílica, vaselina filante o vaselina esterilizada, esta última se ha puesto muy de moda y se conoce como vaselina de Orravan, perfecta para pieles muy secas o agrietadas. Si la habías olvidado, recupera la vaselina y lucirás una piel de película.

5 comentarios

  1. Que vaselina es la ideal para las contritas intensas y externas de la nariz la filante o la esterilizada. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *