Tratamientos naturales para arreglar las puntas abiertas


Uno de los problemas que más de cabeza trae a las mujeres que tienen el cabello seco son las puntas abiertas. Al poco de cortarnos el pelo, nuestras puntas se abren, se rompen y se resecan, dando a nuestro cabello un aspecto estropeado e incluso descuidado, que obliga a volver a la peluquería a recortar las puntas, dando al traste con esa bonita melena que tanto nos ha costado conseguir.

Si no queremos pasar por esto, podemos utilizar una serie de tratamientos naturales que nos ayuden a combatirlas y sanearlas, recuperando así todo el esplendor del cabello.

Cerrar puntas abiertas

Aceite de almendras: mezcla aceite de almendras, un poco de huevo batido y una cucharada de miel. Aplica la mezcla dos veces por semana en las puntas abiertas, y notarás que desaparecen y que el cabello aparece mucho menos reseco.

Aceite de oliva: Está especialmente indicado para reparar las puntas partidas. Para repararlas sólo tenemos que aplicar un poco de aceite de oliva en las puntas cada tres días antes de irnos a dormir, sin aclarar después.


Aceite de oliva y aceite de almendras: Mezcla aceite de oliva y aceite de almendras a partes iguales y aplícalo sobre las puntas durante veinte minutos justo antes de lavarte la cabeza.

Hidratar puntas

Aceite de romero y aceite de oliva: Mezcla cinco cucharadas de aceite de oliva, dos gotas de aceite esencial de romero y tres cucharadas de miel. Aplícala la preparación sobre las puntas y déjala actuar durante media hora. Después, lávate el cabello como haces habitualmente.

Mantequilla: Si tienes las puntas secas y quieres hidratarlas, aplica mantequilla en las puntas y cúbrelas con una toalla tibia. Deja actuar durante quince minutos y después lávate con una mezcla a base de medio vaso de vinagre, media cucharada de zumo de limón y medio litro de agua tibia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.