Tratamientos naturales para nuestros pies


Nuestros pies nos llevan a todas partes, soportan nuestro peso y sufren alguno de los zapatos que utilizamos. A pesar de ello, les prestamos poca atención, lo que se traduce en la aparición de durezas, grietas y otros problemas. No debemos olvidar que, según la sabiduría oriental, cuando cuidamos nuestros pies cuidamos todo nuestro cuerpo. Por ello te proponemos una serie de tratamientos naturales para mantener tus pies en óptimas condiciones.

Baño de pies: Prepararemos un barreño con agua caliente al que le añadiremos medio vaso de vinagre de manzana. Sumergimos los pies durante diez minutos y, después de secarlos, aplicaremos una capa abundante de aceite de almendra por todo el pie hasta llegar al tobillo. De ese modo conseguiremos mantenerlos hidratados y suaves, al tiempo que los relajamos con el baño caliente.

Baño para pies cansados: Necesitas un puñado de manzanilla, un puñado de poleo menta, un punado de laurel, dos litros de agua y un poco de bicarbonato. Prepara una infusión con el agua, la manzanilla, el poleo-menta y el laurel. Déjala reposar hasta que esté tibia, cuélala y añade el bicarbonato. Después añádelo al recipiente donde realices el baño de pies, agregando agua caliente. Este baño es ideal para quienes pasan mucho tiempo de pie, porque se consigue descansarlos y relajarlos.

Espuma para baños de pies: Para prepararlo necesitarás una cucharada de miel, una cucharada de jabón líquido, una cucharadita de extracto de vainilla y dos cucharadas de aceite de almendra dulce. Mezcla todos los ingredientes en un bol y cuando logres una mezcla homogénea añádelo al agua caliente para el baño de pies. La vainilla dará aroma al agua y el aceite y la miel nutrirán e hidratarán los pies, manteniéndolos sanos e hidratados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *