Trucos de maquillaje para conseguir buenos resultados con el maquillaje nude

maquillaje-nude
El maquillaje nude es uno de los más difíciles de hacer porque se cometen habitualmente muchos errores. Y esto hace que, además, sea una de las tendencias de moda más difíciles de lucir en pleno verano. Pero, no es imposible conseguirlo y evitar que el rostro aparezca apagado, lo que lleva a que muchas personas no se maquillen así porque prefieren una tez más radiante, luminosa y ligeramente tocada por los rayos del sol. Pero todo esto no es incompatible con el maquillaje nude. Toma buena nota de estos sencillos consejos y ya verás como lo logras.

El error

Antes de comentar los consejos, es importante conocer el error que vamos a subsanar con los trucos que vamos a aportar en el siguiente apartado. El maquillaje nude se ve como menos favorecedor en verano porque se tiende a utilizar una misma paleta de colores.

Esto hace que el rostro, todos sus rasgos, los ojos y la boca tengan un mismo color beige, que lleva a que se vea la cara apagada e, incluso, con un cierto aspecto cansado. Todo esto tiene solución. La clave está en jugar con los volúmenes y con unos puntos de luz.

Los trucos

Para evitar ese efecto no deseado del maquillaje nude, uno de los mejores trucos de maquillaje es utilizar un poco de sombra de ojos, iluminador y máscara de pestañas en los ojos, pero de forma discreta.

maquillaje-nude
Una buena opción es emplear sombras irisadas y con discretos reflejos dorados porque se consigue iluminar la mirada. Además, con el rimel, el rostro parece mucho más despierto.

En lugar de utilizar el negro, sobre todo el negro carbón, es mejor optar por tonos más naturales como el marrón e, incluso, el rimel transparente para simplemente ensalzar las pestañas.

Otro buen truco es utilizar colorete natural e iluminador en los pómulos para marcar su volumen, lo que dará a su vez un aspecto mucho más juvenil.

Y, finalmente, hay que trabajar los labios. En este caso, se debe huir de los labiales nude porque restarán luminosidad al rostro, aunque se hayan puesto en práctica los trucos anteriores.

Es mejor utilizar tonos claros que no sean nude y de un tono que nos favorezca como los rosados o los melocotón. Muchas veces estos colores parecen nude, pero realmente no lo son.

Para su elección, siempre debes guiarte por no maquillar los labios con los tonos que sean más claros que la piel que rodea la boca ni los subtonos. La referencia para una buena elección es el centro de la boca.

Artículos relacionados:

Labios nude: ¿se pueden llevar con la piel bronceada?

Lograr un maquillaje nude perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *