Velo de colágeno para rejuvenecer la piel


Con los años comienza a disminuir la fábricación de fibras de colágeno en nuestra piel, lo que provoca la aparición de arrugas, flaccidez y pérdida de luminosidad y tersura de nuestra piel. Para paliar estos efectos contamos con el Velo de Colágeno, que es una máscara de fibras puras de colágeno que nos mantiene la piel tersa, hidratada y joven, mejorando su textura y disimulando las arrugas faciales, manchas y marcas de piel.

El tratamiento se inicia con una limpieza de la piel que se trabaja con unos pases de palma especiales, los pases de mariposa, que rodean el rostro y el escote y seguidamente se aplica la loción tónica, también con las manos.

A continuación, se realiza la exfoliación mediante unos movimientos especiales. El exfoliante se retira con toallas calientes, que resultan muy agradables para la piel por el contraste entre frío y calor.

Posteriormente, se aplica una mascarilla de belleza puntual flash o que aporte equilibrio de la piel, cuyo principal componente es el ADN. Esta mascarilla dará a la piel un aspecto luminoso, terso y vivo.

En el tiempo de la exposición de la mascarilla se aplica el velo de colágeno 100% puro, que se retira a los treinta minutos y, a continaución se aplica una ampolla post-colágeno, para reforzar sus efectos.

Tras la ampolla, se recomienda aplicar una crema de contorno de ojos, una crema de cuello y la crema de día, para hidratar aún más la piel.

Se puede aplicar a todo tipo de pieles, incluso para aquellas que presentan problemas de sensibilidad gracias a las características vasoconstrictoras del velo de colágeno, que actúa refrescando la piel. Si deseamos un tratamiento más intensivo, podemos realizar 5 aplicaciones durante 5 semanas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *