Venas rojas y piel mate: soluciones para combatirlas

piel
En la piel pueden producirse muchos problemas. En general, lo que más preocupa siempre son las arrugas y las líneas de expresión o los granitos, pero también hay otra serie de problemas. Es el caso de la aparición de venitas rojas, sobre todo, en la zona de las mejillas, o cuando se está morena, pero la piel no luce en todo su esplendor. Evidentemente, preocupa a las personas que se ven afectadas, aunque hay buenas noticias porque existen soluciones. Aquí te las contamos.

Venas

Normalmente, las venas rojas aparecen porque se produce un problema de vasodilatación que es más frecuente y común en las pieles claras y finas por la reacción que se produce ante el calor o el frío extremo.

La solución para acabar con este problema pasa por cremas que tienen activos calmantes y que fuerzan la barrera protectora de la piel. Son todas aquellas que contienen extracto de ruscus o de alantoína porque ayudan a reducir las rojeces del rostro.

Otra alternativa pasa por camuflarlas con un corrector que sea de color verde. Y, también es conveniente, que lleves siempre contigo un spray de agua termal para refrescar la piel y evitar las reacciones por los cambios de temperatura.

piel
No obstante, si las venitas rojas están relacionadas con la rosácea o cuperosis, no queda más remedio que acudir a tratamientos médico estéticos. En general, se suele utilizar la luz led.

Piel mate

Otro problema muy frecuente y del que se quejan muchas personas es la falta de luz y brillo cuando se tiene la piel bronceada. Esto sucede porque las células viejas se acumulan sobre las nuevas y crean una capa externa que es más gruesa. Esta capa es precisamente la que crea esa sensación de piel mate, apagada, sin brillo y un tanto áspera.

El truco en estos casos consiste en exfoliar la piel bajo la ducha una vez por semana como mínimo para aplicar a continuación un aftersun o un aceite corporal de toque seco.

Para la cara, es mejor utilizar un tratamiento de choque con crema y ampollas de vitamina C –es clave para la luminosidad-, siendo habitual que se tengan que aplicar durante unas tres semanas.

Y, mientras tanto, un buen truco es emplear el iluminador con pequeños toques en la frente, sobre el labio y en el tabique nasal.

Artículos relacionados:

Así se hace la exfoliación para renovar la piel por completo

Cómo conseguir una piel libre de manchas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.