Alisa tu cabello de forma natural
Muchas de las distintas téncias que existen para alisar el cabello pueden terminar maltratándolo, haciendo que pierda su brillo y su salud, presentando un aspecto apagado, debido a los productos químicos o las altas temperaturas que a veces se utilizar. Para evitar tener que utilizar estos productos químicos y utilizar sólo productos naturales, te vamos a mostrar cómo alisar tu peinado sin tener que acudir a técnicas que lo ponen en peligro.

Los elementos que vas a necesitar para lograrlo son 30 mililitros de aceite de oliva, una cápsula de aceite de jazmín y crema para alisar que no contenga amoníaco. No te costará encontrarla, ya que las cremas para cabellos delicados normalmente no lo contienen para no dañarlo más.

Cuando quieras alisarte el pelo lo que debes hacer es mezclar el aceite de oliva con la crema en una cantidad que sea proporcional a tu pelo hasta lograr una mezcla muy homogénea de ambos ingredientes. Después aplicaremos la preparación sobre el cabello pero siempre evitando que entre en contacto con la zona de la raíz del pelo. Una vez aplicada, dejaremos actuar la mezcla durante unos veinte minutos. Pasado este tiempo nos aclararemos el cabello con agua tibia. Una vez hayamos hecho desaparecer cualquier resto de la mezcla de nuestro cabello, eliminaremos el exceso de humedad y nos aplicaremos la cápsula de jazmín sobre el cabello. Después nos peinaremos como de costumbre sin utilizar el secador ni la plancha.

A lo largo del proceso de alisado natural del cabello te irás dando cuenta de las mejoras que este tratamiento supone para tu cabello, ya que los ingredientes que se utilizan lo nutren y te permitirán recuperar la salud de tu pelo.