Consejos para llevar vestidos asimétricos
La asimetría en un vestido puede darse tanto en el escote como en el largo del vestido. Esto se traduce en un corte muy elegante que nos favorece mucho a las mujeres, además de dar un toque moderno al vestido, la falda o el top que queramos llevar.

Consejos para lucirlos:

– Esta clase de modelos debemos llevarlos con zapatos o sandalias de tacón o plataforma. Nunca los uses con zapato plato.

– Las mujeres muy delgadas pueden optar por los vestidos asimétricos con volumen, porque no marcan la figura y quedan muy originales. Si la asimetría se encuentra en el escote, podemos combinarlos con un cinturón muy ancho que haga juego con los zapatos y el bolso o, si lo prefieres, con un fajín con drapeados.

– Es mejor prescindir de los collares, ya que la asimetría por sí misma resalta la fitura y llama la atención, de lo contrario corremos el riesgos de sobrecargar demasiado nuestro aspecto. Sin embargo, puedes combinarlos perfectamente con unos pendientes grandes, sobre todo si llevas uno o los dos hombros al desnudo.

– Este corte de vestidos combinan muy bien con un peinado recogido en lo alto.

– Los sujetadores strapless, sin tirantes, son idóneos para utilizarlos con estos modelos.

Ventajas de los vestidos asimétricos:

– La principal es que ayudan a estilizar la figura.

– Podemos utilizarlos para ir a una fiesta o si queremos dar un toque de elegancia a nuestro vestuario del día a día.

Realza los hombros y alarga el cuello.

– Es un tipo de prenda que resalta la sensualidad de la mujer, independientemente de que elijas un modelo largo o que deje al descubierto tus piernas.

– Si tienes el busto muy grande y quieres disimularlo, encontrarás un aliado perfecto en estos vestidos.