Aromaterapia: aceite de Ylang Ylang


Este aceite esencial que proviene del árbol de Cananga odorata, tiene una gran reputación como afrodisíaco. Esto se debe a que muchos indonesios recién casados espolvorean los pétalos de las flores de las que se obtiene el Ylang Ylang por su cama.

Aparte de sus connotaciones románticas, tiene una gran variedad de otros usos, incluyendo el crecimiento del cabello, calmante para los nervios, y la producción de sebo para equilibrar los diferentes tipos de piel. Como te comentábamos, el aceite de Ylang Ylang proviene del árbol de Cananga odorata, que se encuentra en Indonesia, Malasia, Madagascar, las islas Comoras y las Filipinas. Estos árboles crecen entre 15-40 pies de altura, y sus hojas son perennes.

El Ylang Ylang se extrae de las flores durante la noche. Una de las características más agradables de este aceite esencial es que tiene un aroma dulce y muy floral que es similar al jazmín. El uso más popular del aceite de Ylang Ylang es como relajante. Su aroma es ideal para reducir el estrés. Su uso implica la disminución de la presión arterial. Con los años, muchas personas han avalado la capacidad de este aceite para bajar algo la presión arterial y mejorar la salud en general.

Cualquier persona que tenga la piel seca o demasiado grasa puede usar este aceite ya que es un producto capa de equilibrar la producción de sebo. También se puede utilizar para ayudar a suavizar e hidratar la piel. Añadiendo un poco de este aceite al champú, el pelo mejorará mostrándose más sano y brillante. Por último, si quieres, también lo puedes utilizar si sufres algo de insomnio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *