Base de maquillaje, ¿fluida o compacta?

Elegir la base de maquillaje no es tarea fácil. Numerosos productos, muy específicos y diversos, inundan el mercado y la cosa parece complicarse bastante. Existen bases de maquillaje para pieles jóvenes, o con tratamiento para pieles maduras, hidratantes, antirrojeces, con protección solar, etc. Lo importante es decidir cuál es la principal necesidad de tu piel, y elegir la base en consecuencia.

En cuanto a la textura, fluida o compacta, opta por la que te resulte más cómoda y fácil de aplicar, ya que encontrarás productos específicos para tu tipo de piel en cualquier de las dos presentaciones.

Cuestión de gustos

Las bases fluidas se aplican con los dedos para lograr un resultado natural (hazlo con pequeños toquecitos para fijar el producto sin arrastrarlo), pero también puede hacerse con brocha o esponja, para conseguir más cobertura. Por su parte, la base compacta es muy adecuada para pieles grasas, ya que elimina los brillos y es perfecta para los retoques. En cualquier caso, elige según tus gustos, ya que en ambas versiones encontrarás productos adecuados para tu piel. Puedes repasar los consejos que te dimos hace algún tiempo en Belleza Sexy sobre cómo elegir la base de maquillaje correcta.

Aplica la base en toda la cara, difuminando bien en la zona de la mandíbula. Cuidado con excederte con la base en las arrugas, en lugar de disimularlas conseguirás que se noten más. Una de las cosas importantes cuando tengas que elegir la base de maquillaje es acertar con el color. Nunca debe ser más oscuro que nuestra piel (como mucho, un tono), ya que el objetivo es que la base pase desapercibida y prepare el rostro para el resto del maquillaje.

Un plus de tratamiento

La base de maquillaje se convierte, gracias a los innovadores y completos productos que pueden encontrarse hoy en el mercado, en un producto estrella que además de maquillarnos, puede protegernos del sol o tratar de paliar los signos de la edad en nuestro rostro.

Es una buena idea elegir bases de maquillaje que aporten algo más, como filtros solares (algo que deberías considerar ya imprescindible, dado lo necesario que es protegerse a diario del sol). Las hay con tratamiento antimanchas, con activos antiedad, etc.

2 comentarios

  1. Yo me decanto por las bases fluidas, desde luego. Me resultan más fáciles de aplicar. Y siempre con brocha o con esponja; me apaño mejor que con los dedos.

    Saludos!

    Desirée

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *