Mascarillas caseras para la piel


Las mascarillas caseras faciales son un tratamiento natural de belleza para cuidar y proteger nuestra piel. Con ellas, el rostro recupera firmeza y las arrugas se disimulan. Antes de aplicar las mascarillas es importante limpiar bien el rostro con agua y jabón, estar relajada y no aplicarla por los ojos.

Mascarilla casera de aceite de soja y avena
Mascarilla perfecta para limpiar la piel de impurezas e hidratarla suavemente. Para su preparación, mezclamos agua caliente, aceite de soja y levadura de cerveza. Removemos todo y vamos agregando la harina hasta obtener una crema uniforme, si observamos que la masa ha quedado muy líquida, podemos aplicar más avena. Cuando se haya enfriado, aplicamos sobre el rostro durante 30 minutos y finalmente aclaramos con agua.

Mascarilla casera de fruta
Trituramos dos fresas, medio melón y un melocotón, para conseguir la pulpa de las frutas. Luego lo aplicamos sobre la cara y cuello durante 25 minutos. Para terminar, enjuagamos con agua fresca.

Mascarilla casera de berro
En un mortero machacamos las hojas de berro hasta que obtengamos el jugo. Vertemos el líquido en un frasco y añadimos aceite de almendras. Removemos, aplicamos sobre algodones y colocamos sobre el rostro durante 20 minutos.

Mascarilla casera de lechuga
Cortamos las hojas de lechuga, las machacamos en un mortero para que suelten una cantidad de jugo equivalente a 3 cucharadas. Luego, añadimos la miel y el jugo de limón. Obtendremos una crema pastosa, que se aplicará sobre el rostro durante media hora.

Olay Total Effects


Olay tiene en el mercado una magnífica crema de limpieza facial que a las mujeres con acné les encantará. Deja la piel suave y limpia, pero sin pruebas de un secado de la piel demasiado forzoso. Es perfecta para la piel adulta con exceso de granos. Sus puntos fuertes son lo cremosa que es y que no produce demasiada resecación de la piel. Las bolitas exfoliantes son suaves, no llegan a “arañar” tu cara como las de otras cremas. Contiene ácido salicílico que además te ayudará a combatir esas incómodas manchas que padecen muchas mujeres con el paso de los años.

Este limpiador tiene un agradable aroma a limpio (no contiene perfume) que seguro que te encantará. La forma de su bote permite utilizar la cantidad adecuada para realizar tu limpieza facial. Si tu piel es demasiado aceitosa, tal vez notes que los efectos son más lentos, ya que la crema está pensada para limpiezas no excesivamente profundas. Probablemente si tu piel es demasiado grasa necesitarás un limpiador más espumoso.

Otra característica que seguro te atrae de este nuevo producto es que además de ser limpiador, lucha contra el envejecimiento de la piel. El ácido salicílico que contiene, ayuda a reducir la aparición de las líneas de expresión y aumenta la hidratación para mejorar la elasticidad de la piel.

Está dermatológicamente testada. Por si queréis saber los ingredientes por los que está formada aquí tenéis algunos: Agua, Isohexadecano, Glicerina, Sucrose Polycottonseedate, Ciclopentasiloxano, Niacinamida, Diisopropil Sebacato, Acetato de Tocoferil, Pantenol, Dimeticonol, Alcohol Cetílico, Alcohol Estearílico, Decil Glucósido, etc.

Recomendado: Consultar nueva crema de Olay.