Celulitis: ¿qué crema me conviene?

cremas-celulitis
La celulitis es uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchas mujeres. Y máxime en verano cuando toca lucir shorts y ponerse el bikini o bañador. Las cremas suelen ser un buen aliado para combatirla y ayudar a reducirla. Pero, ¿cuál es la más idónea? ¿Cuándo es el mejor momento para aplicarlas? Aquí te resolvemos todas las dudas para decirle adiós a la celulitis.

Cremas

Una de las primeras decisiones que se tiene que tomar es qué crema elegir. Principalmente, se pueden encontrar dos tipos: anticelulítico o reductora. La anticelulítica se caracteriza por ayudar a acabar con la piel de naranja por su efecto drenante, además de contribuir a mejorar la circulación de las piernas.

Por su parte, la reductora se centra en activar el colágeno, de manera que la piel está más firme. No obstante, en las tiendas se pueden encontrar productos que combinan las dos facetas, es decir, son anticelulíticos y reductores.

A la hora de elegir el producto, también hay que fijarse en su composición. Los ingredientes que mejor ayudan a eliminar la celulitis son la cafeína y la L-carnitina. También son bastante efectivos todos aquellos que incorporan algas como activos drenantes.

cremas-celulitis

Formatos y aplicación

Con esta composición pueden encontrarse diferentes tipos de cremas. Por ejemplo, tanto las que son en gel como en spray son más idóneas para el día porque se absorben mucho más rápido, mientras que las cremas o las formulaciones en aceite son más adecuadas para la noche porque es mejor aplicarlas con un masaje. No obstante, si solo vas a hacer una aplicación al día, es mucho más conveniente que emplees productos que actúan por la noche porque es cuando aumenta la microcirculación y se favorece la penetración.

Además de la noche, también es conveniente utilizar estos productos en el momento de la ducha, que es idóneo para dar un masaje por la zona con un guante o una esponja exfoliante. De esta manera, penetrará mejor el producto. Y, antes de aplicarlo, alterna agua fría y templada para activar la circulación y tonificar la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *