¿Comes fuera de casa? Consejos infalibles para no engordar

dieta-adelgazar
Seguramente, ya llevarás varios días incorporada al trabajo tras las vacaciones. Y, de nuevo a la rutina, toca comer en el trabajo todos los días o bien de manera ocasional. Una situación que hace que muchas personas ganen peso. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Solo hay que seguir una serie de trucos para elegir bien lo que se come y al preparar la comida, si se lleva hecha desde casa. Con unos sencillos consejos, conseguirás no engordar e, incluso, perder algún kilo.

En el restaurante

Cuando no se come en casa por motivos laborales, en ocasiones o siempre se hace la comida en un restaurante porque la empresa suele tener algún acuerdo o se facilitan tickets al empleado. En estas ocasiones, siempre es bueno elegir los platos que se van a tomar y, si es posible, optar por un restaurante con una oferta variada y comida sencilla.

Un error muy habitual, que puede hacer engordar, es tomarse un aperitivo mientras se está esperando a que sirvan. Si es posible, es mejor prescindir de él o solo tomarlo de vez en cuando. Y es que la cerveza y los fritos, que suelen tomar, suman muchas calorías. En el caso de no poder evitarlo, opta por los encurtidos y por una bebida sin nada de alcohol ni azucarada.

A la hora de comer, hay que seguir otra serie de pautas. Por ejemplo, cuidado con el pan. No empieces a ingerirlo antes de la comida o mientras estás esperando el plato porque comerás de más. Si te lo has comido, no pidas otro panecillo.

dieta-adelgazar
La carta o el menú deben analizarse para elegir la opción más saludable. Lo más idóneo es pedir siempre una ensalada o verduras para continuar con platos que no tengan salsas ni tampoco incluyan rebozados o fritos. Siempre es mejor carnes o pescados a la plancha, horno, brasa… De todos modos, puedes compensar. Es decir, si coges un segundo plato con fritos –aunque no debe ser lo habitual-, toma de primero una ensalada aliñada con un poco de aceite y vinagre.

Y, ¿qué hacer con el postre? Es mejor no tomarlo, sobre todo, si incluye dulces. Si no puedes prescindir de él, elige una pieza de fruta u opta por tomar una infusión, que además te ayude a hacer la digestión porque pronto toca volver de nuevo a trabajar.

Comida casera

En el supuesto de que haya que llevarse la comida ya preparada de casa, se pueden seguir otras pautas. El tupper no siempre limita porque hay empresas que tienen zonas para calentar la comida por lo que puedes comer igual que en casa.

Pero, ¿y si no existe esa posibilidad? Las alternativas vienen de preparar platos en frío que sean completos. Por ejemplo, se puede tomar verduras con una ración de proteínas como pechuga de pavo, una menestra con jamón, pasta o legumbre con verduras… Es importante no utilizar salsas, lo que se suele hacer para que la comida no quede reseca, pero igualmente queda jugosa si se emplea la vinagreta que tiene menos calorías.

Y otra alternativa es utilizar latas de conservas al natural, que vienen muy bien para los pescados. Una rica comida puede ser una ensalada a la que le añadas atún en conserva o una lata de sardinas. Es un plato completo, rico y rápido y sencillo de hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *