Cómo proteger la piel del frío en cuatro pasos

proteccion-piel-frio
El frío afecta a la piel, siendo muy importante que durante el invierno y especialmente los días con temperaturas más bajas se extremen los cuidados de la dermis para que no se dañe y no se resienta. Un gesto que es más sencillo de lo que realmente parece porque es suficiente con tan solo cuatro pasos diarios.

Hidratación

En los días de más frío es importante aportar una buena hidratación a la piel. De esta manera, siempre es bueno emplear las cremas que tienen un efecto superhidratante porque, además, actúan como una barrera contra las bajas temperaturas y el viento o la humedad por su composición.

Así, la crema siempre tiene que tener un alto contenido en antioxidantes, que son los que previenen los daños de la piel, así como ceramidas -para que se tenga como esa capa protectora-, y péptidos para prevenir y reparar los daños causados por el sol en invierno, que igualmente es muy perjudicial. Otro ingrediente que tampoco puede faltar son los aceites para incidir en la protección.

En aquellos casos en los que la piel sea especialmente sensible, es fundamental también incorporar a los cuidados diarios sérums y cremas específicas antirojeces.

proteccion-piel-frio

Nutrición

Aparte de una buena hidratación, la piel en invierno también necesita nutrición. En este caso, es mejor aplicar este tipo de problemas por la noche porque se consigue un mayor efecto reparador. Entre las mejores cremas, están todas aquellas que tienen fórmulas oleicas y nutrientes antiedad y antimanchas.

Limpieza

La limpieza del cutis siempre es especialmente importante y máxime en el invierno. Los mejores productos para esta época del año son aquellos que tienen aceites o fórmulas ricas en lípidos. Y, sobre todo, siempre deben cuidar el pH de la piel.

Bolso

Realmente, el bolso es un cuidado para la piel, pero sí que te va a permitir cuidarla en cualquier momento, sobre todo, las zonas más sensibles y delicadas como los labios y las manos.

Siempre es importante que lleves contigo un bálsamo con protección solar y rico y mantecas y aceites para evitar la sequedad de los labios y una crema nutritiva para mantener la piel de las manos en perfecto estado.

Artículos relacionados:

Exfoliar la piel en invierno

Invierno: mantener la piel hidratada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *