Cómo tener unas piernas fantásticas sin esfuerzo

piernas firmes
Tener unas piernas firmes y en perfecto estado para que luzcan fantásticas no es misión imposible, aunque no te “machaques” en el gimnasio. De hecho, hay sencillos consejos que se pueden poner en marcha sin grandes esfuerzos y con un sencillo acto: caminar. Además, ahora con el verano y las vacaciones en la playa, lo tienes fácil porque andar en la arena las fortalece mucho.

Ejercicio

Evidentemente, caminar no adelgaza ni tampoco afina las piernas ni hace que estén más firmes. Pero es de ayuda con independencia de que lo hagas sobre la arena, que contribuye a fortalecerlas al tener que hacer más fuerza, o sobre otra superficie. No obstante, este simple ejercicio tiene muchas más ventajas de las que inicialmente parece porque no se trata de salir a caminar simplemente, si no de hacerlo de un modo determinado para que, sin mucho esfuerzo, las piernas estén mucho mejor y entonces caminar sí sea realmente efectivo.

piernas firmes
Lo principal es tener presente que hay que andar a paso ligero para ayudar a que las grasas se movilicen y evitar que se localicen en esta parte del cuerpo. El ritmo puede ir variando en intensidad, de modo que por ejemplo en diez minutos se siga un paso más lento, los diez minutos siguientes a uno más rápido…, así se mejora también el ritmo cardíaco a la vez. También es importante variar la zancada para un tiempo estar caminando a pasos más cortos, mientras en otros dar pasos más largos, que también requieren un poco más de esfuerzo y más trabajo en las piernas.

En segundo lugar, es necesario introducir en la ruta diferentes itinerarios o algún camino que tenga desniveles y cuestas. Si encuentras algunas escaleras, perfecto. De esta manera, hay que ir haciendo más fuerza y trabajando los diferentes músculos de las piernas.

También la duración de los itinerarios tiene que variar. En todo caso, no es conveniente caminar menos de 20 minutos. Un tiempo que se puede ir alternando con rutas de hasta una hora los días que se disponga de más rato para caminar. De forma progresiva, ya verás como podrás ir aumentando el tiempo de la caminata y mejorando el aspecto y la forma de las piernas sin grandes esfuerzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *