Consigue unas rodillas bonitas


Pocas veces nos ocupamos de nuestras rodillas y mucho menos durante el invierno, cuando han permanecido ocultas bajo las medias y los pantalones. Por ello, cuando comenzamos a utilizar las faldas y los pantalones cortos comprobamos que la piel ha oscurecido, que está seca y descamada e incluso que una gran cantidad de celulitis se ha acumulado en ellas. Sin embargo, no desesperes, ya que existen soluciones para que tus rodillas luzcan perfectas este verano.

Lo primero que tienes que realizar es una exfoliación de la zona. La piel de las rodillas es mucho más gruesa que la del resto del cuerpo, porque está preparada para que nos apoyemos sobre ella. Para la exfoliación podemos utilizar exfoliantes caseros a base de azúcar o miel o cualquier crema que adquiramos en el mercado. Al ducharte, utiliza un guante de crin para frotar la zona.

Si nuestras rodillas se han oscurecido, lo primero que deberemos hacer es aplicar crema solar sobre ellas para evitar que se oscurezcan aún más.

Para aclararlas utilizaremos medio limón frotándolas con él cada dos días, haciéndolo siempre por la noche, antes de acostarnos para evitar que nos dé el sol después de aplicárnoslo y eliminando los restos con agua tibia por la mañana e hidrátalas bien después para que la piel no se reseque.

Si la celulitis se ha instalado en ellas, lo mejor es realizar una serie de ejercicios específicos para combatirla. Uno de los mejores es el step. Para ello, coloca un cajón o algo sobre lo que te puedas subir para utilizarlo como step, pero recuerda que no debe moverse durante el ejercicio, ya que te podrías lesionar. Después, sube y baja sin parar, cambiando el pie con el que subes y bajas cada vez por un tiempo entre diez y veinte minutos. No es necesario que subas y bajes rápido. Lo mejor es que encuentres tu propio ritmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *