Cuidar la piel de codos y rodillas


Los codos y las rodillas son sin duda las dos grandes olvidadas de nuestro cuerpo en lo que a cuidado se refiere. Tanto es así que un día nos damos cuenta de que la piel en estas zonas está reseca, incluso desescamada, porque pocas veces nos acordamos de aplicar crema hidratante para nutrirla. Si este es tu caso, lo primero que debes hacer es una exfoliación de la zona para eliminar las células muertas y permitir así que la piel se regenere y esté más suave.

También suele ocurrir que estas zonas se oscurecen por la acumulación de piel que se da en ellas, para lo cual deberemos utilizar un producto que, además de exfoliar, blanquee dichas zonas. Para ello nada mejor
que una crema exfoliante natural de azúcar.

Para prepararla necesitas 3 cucharadas de azúcar morena, 2 cucharadas de bicarbonato y zumo de pomelo. Pon en un recipiente el azúcar y el bicarbonato, cuidando de que la mezcla quede más oscura que blanca y añade un poco de zumo de pomelo. A continuación humedece un poco la piel de los codos y las rodillas y aplica la crema, masajeando la zona durante unos minutos. Finalmente aclárate con agua tibia.
Esta crema te ayudará a hidratar la zona, exfoliarla y aclararla.

Si no necesitas exfoliación, sino tan sólo un producto blanquear la piel, puedes preparar una mezcla de yogur y avena con una cucharada de yogur natural y una cucharada de avena. Mézclalas y aplica la crema resultante sobre los codos y las rodillas, dejándolo actuar durante cinco minutos para finalmente eliminarla con agua tibia. Si aplicas este remedio todos los días, verás los resultados más o menos en un mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *