Cuidados para unas manos más jóvenes

manos jovenes
Las manos son una de las partes del cuerpo que está sometida a más agresiones. Les afecta el frío, el calor, el trabajo que se realiza, los productos de limpieza… Además, tienen también el inconveniente de que el paso del tiempo se refleja en ellas rápidamente, apareciendo signos de la edad que son difíciles de ocultar. Pero tampoco es imposible evitarlos, o bien retardar lo máximo posible su aparición, con una serie de consejos.

Características

Y uno de los síntomas del paso del tiempo en las manos es la aparición de manchas, problema en el que hoy nos vamos a centrar porque es difícil de erradicar. La prevención, como siempre, es el mejor aliado en belleza por lo que se precisa cuidar las manos todos los días.

Entre los cuidados básicos para prevenir la aparición de manchas está el uso de cremas hidratantes, antiarrugas… según la necesidad, que sean específicas para esta parte del cuerpo y que, además, tengan factor de protección solar. De este modo, se evitan todos los efectos nocivos del sol, cuyos rayos son la principal causa de las manchas. Como mínimo, hay que elegir productos que tengan un factor de protección solar del 30. La recomendación es utilizarla a diario, sobre todo, cuando se está en exteriores, aunque sea invierno. Y, como el resto de solares, hay que irla aplicando para reponer el filtro a lo largo del día.

manos jovenes
Otro consejo útil es la exfoliación, que debe hacerse una vez a la semana. De este modo, se retiran las células muertas de la piel y se facilita su regeneración, además de atenuar la visibilidad de las manchas. Para este ritual de belleza, no precisas de una crema específica, se puede utilizar sin problemas la exfoliante facial.

Y, por supuesto, es conveniente utilizar cremas despigmentantes para eliminar las capas de la piel y evitar la agrupación de melanina. Un producto que tiene que aplicarse todos los días para que sea efectivo, incidiendo sobre todo en su uso cuando se empiece a notar la más mínima expresión de manchas.

En aquellos casos en los que ya han aparecido, mientras se eliminan se puede utilizar maquillaje para disimularlas, aunque si el problema es importante, no queda más remedio que recurrir a tratamientos para su eliminación. El láser es el más empleado, así como la dermoabrasión y la exfoliación química.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.