Culo firme: los ejercicios más efectivos

ejercicios culo
Los glúteos es una de las zonas que más cuesta mantener firme en el cuerpo femenino como consecuencia de factores tanto hormonales como cambios de peso, vida sedentaria, permanecer muchas horas sentada en el trabajo… Pero al llegar a casa no hay ninguna excusa para trabajar esta zona con unos sencillos ejercicios, pero que son muy efectivos. Con constancia y con unos minutos al día, se puede conseguir el objetivo.

Ejercicios

En primer lugar, como siempre que se hace ejercicio en casa, hay que ponerse ropa cómoda y también se necesitará una esterilla o colchoneta. Para comenzar, hay que tumbarse con la espalda bien apoyada y con las rodillas dobladas. Los brazos deben extenderse rectos a ambos lados del cuerpo, pero manteniendo los hombros bien relajados y sin tensiones en la zona del cuello.

Desde ahí, se debe comenzar a elevar las caderas lentamente hasta que se haga un arco y la espalda solo quede apoyada por la zona de los hombros y del cuello. A la vez que se realiza este movimiento de subida se deben contraer los glúteos y mantener esa posición 30 segundos. A continuación hay que ir bajando lentamente mientras se relaja la zona para volver a repetir el ejercicio.

ejercicios culo
Una vez que se haya terminado este movimiento, se puede hacer otro ejercicio muy efectivo para incidir en esta parte del cuerpo y que es similar. Una vez que se está con la cadera elevada y los glúteos contraídos, hay que realizar pequeñas bajadas de unos centímetros, sin llegar a tocar el suelo, para volver a levantar, de manera que se realizan pequeñas contracciones fuertes, pero rápidas, puesto que no hay que permanecer arriba 30 segundos. Es un movimiento como el de un rebote.

Otro ejercicio efectivo es colocarse de pie con los brazos cruzados por detrás de la cabeza. Desde ahí, se tiene que estirar todo lo que se pueda el tronco y las piernas hasta llegar a estar de puntillas. Cuando se está en esa postura, el siguiente paso es flexionar las piernas, como si se fuéramos a sentarnos. Luego hay que volver a la postura inicial y repetir este movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *