Depilación láser del labio superior


Una de las zonas que las mujeres se deben depilar con mayor precaución es el labio superior, no sólo porque la piel de este área es muy sensible, sino porque, al estar en el rostro, si la depilamos mal, además de que el resultado sea antiestético, puede acomplejarnos y afectarnos desde el punto de vista psicológico. Normalmente, se utiliza la cera para depilar esta zona, pero quienes quieren dejar de depilarse definitivamente eligen la depilación láser.

Es importante realizar la depilación en un centro cualificado, preferiblemente una clínica estética, ya que, si no lo hacemos así, pueden aparecer manchas en la zona después de la depilación si no seguimos los cuidados específicos después de la depilación. Aunque no es habitual que aparezcan, debemos tener cuidado, ya que después es muy complicado eliminarlas.

La depilación con láser del labio superior se realiza igual que en cualquier otra zona del cuerpo, aplicando, en distintas sesiones, luz pulsada sobre la zona que inhiba el crecimiento del vello. El mejor momento para optar por este método es el invierno, ya que evitaremos una gran exposición a la luz del sol, pero aun en esta estación no debemos olvidarnos de aplicarnos las cremas y otros protectores que nos indique el profesional para evitar la aparición de las manchas a las que antes nos referíamos.

La única diferencia con respecto a la depilación de otras zonas es la duración de las sesiones, ya que en el caso del labio superior, debido a ser una zona con una piel especialmente sensible, se deben realizar sesiones cortas, para evitar daños y un enrojecimiento excesivo de la zona, que resulta llamativo y antiestético. Para lograr unos resultados óptimos, debemos seguir cuidadosamente el protocolo que el especialista nos aconseje para después de cada sesión.

1 comentario

  1. En el labio superior, os aconsejamos que la fotodepilacion la hagáis en invierno, os deís protección total y que no os de el sol nada. Solo así tendréis la garantía que no os salga mancha alguna.

    Chao,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *