Disimular una nariz ancha con maquillaje


Cuando nos maquillamos, además de jugar con los productos y colores que nos hacen más atractivas, también podemos jugar con los tonos y volúmenes para disimular o afinar ciertos rasgos.

Esto resulta muy efectivo si, por ejemplo, tenemos una nariz que nos resulta demasiado ancha y nos gustaría afinarla un poco. Si éste es tu caso, aquí te mostramos cómo hacerlo.

Lograrlo es más fácil de lo que parece a primera vista, ya que sólo vamos a tener que jugar con los tonos claros y oscuros de maquillaje. Con los oscuros vamos a darle profundidad al rostro y con los claros volumen, logrando así modificar la forma de nuestra nariz. Para lograr este juego de luces y sombras sólo vamos a necesitar dos tonos de correcto o de maquillaje, según prefieras, uno más claro y otro más oscuro. Al principio puede que te resulte más sencillo utilizar el corrector en lugar de el maquillaje, pero la decisión depende sobre todo de tu habilidad.

Lo mejor es que el tono claro sea el que utilizas habitualmente y utilices otro un poco más oscuro, pero teniendo cuidado de que la diferencia entre ambos tonos no sea muy marcada, ya que en ese caso no lograrías el efecto que realmente buscas.

Después de aplicar la base de maquillaje por todo el rostro, coge el corrector más oscuro y, con un pincel, aplícalo desde la ceja, bajando por cada lado de la nariz hasta las aletas. Hazlo en ambos lados y después aplica el corrector más claro en el puente de tu nariz.

Para terminar, sólo tienes que difuminar los tonos utilizando una esponjilla, para que la diferencia no sea demasiado visible y ya habrás conseguido afinar tu nariz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *