Trucos para tener una nariz bonita


Cuando nos cuidamos el rostro o nos maquillamos, prestamos gran atención a los ojos, los labios y los pómulos pero, muy a menudo, nos olvidamos de cuidar otra parte del rostro que tiene un indudable protagonismo en el mismo, como es la nariz. Prestándole un poco más de atención, lograremos un rostro armónico y bien cuidado que nos ayude a lucir más guapas.

Si nos fijamos, es fácil ver en nuestra nariz cómo se acumulan los puntos negros, sobre todo en las aletas, y, es habitual que la piel de esta zona esté brillante debido al acúmulo de grasa, lo que puede ser un problema a la hora de maquillarnos.

La única solución a este problema es prestar una gran atención a la piel de la nariz cuando nos limpiamos la cara o nos desmaquillamos, sobre todo a los bordes de la misma, higiene que deberemos realizar dos veces al día, especialmente si tenemos el cutis graso.

Para eliminar los puntos negros, no debemos intentarlo con los dedos. Es mucho más aconsejable exfoliar regularmente la piel de la nariz, para así eliminar las células muertas y la suciedad acumulada en la misma. Poco a poco, observaremos cómo se cierran los poros y la piel de nuestra nariz aparece más uniforme y menos brillante. Lo mejor es utilizar una mascarilla exfoliante a base de arcilla, que además de purificar la zona, eliminará las bacterias que se acumulan en los poros. Cuando la exfolies, masajea suavemente la piel de la nariz para mientras te aplicas la mascarilla, para lograr activar la circulación y así reoxigenar la piel.

Es habitual también que la piel de la nariz se vuelva roja, sobre todo en la zona del tabique o de las aletas. Para disimularla, lo mejor es aplicar una base de maquillaje un tono más oscuro que el de la piel del rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *