Estrías, ¿qué hago?

estrias
Ante constantes pérdidas y aumentos de peso o bien durante la etapa del embarazo es habitual que aparezcan las temidas estrías. Habitualmente, suelen aparecer en la zona del abdomen, cadera o muslos porque es también la parte del cuerpo en la que más grasas suele acumularse en la mujer y, por supuesto, que se ven más afectadas por la gestación. Y, aunque como siempre la mejor arma es la prevención, se puede poner remedio si ya han hecho su aparición.

Los tratamientos

Si todavía eres de las afortunadas que no tienes estrías, debes cuidarte la piel para que no salgan. Los mejores tratamientos que puedes aplicar en casa son cremas que tengan en su composición ácido hialurónico, rosa mosqueta, vitaminas antioxidantes como la A, C y E o bien centella asiática. La clavé está en que todos estos componentes son regeneradores.

Además, con estas cremas se puede conseguir buenos resultados, sobre todo, si las estrías se encuentran en una fase inicial, es decir, son rojas. Un color que, posteriormente, tiende a evolucionar hacia un tono morado, llegando a convertirse en blancas.

estrias
En estos casos en los que ya no se está en la fase inicial o bien los tratamientos con cremas no han dado buenos resultados, solo queda recurrir a los centros médicos y de estética especializados.

A veces puede ser solo suficiente con hacer un peeling, aunque últimamente está dando muy buenos resultados la bioestimulación. Una técnica que consiste en extraer sangre a la paciente para luego pinchar factores de crecimiento plaquetario que se han obtenido de esa extracción sanguínea.

Cuando las estrías son blancas y otros tratamientos no han funcionado, la única solución que queda es acudir a las técnicas de láser. Lo mejor es optar por láseres fraccionales porque favorecen la generación de elastina y colágeno nuevo, lo que permite que cambie el aspecto de la piel y se regenere, desapareciendo las estrías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *