Consejos para hacer la pedicura en casa

pedicura casa
Hacer la pedicura en casa no es realmente tan difícil como parece, aunque sí hay que dar más pasos más allá de lo que es meramente pintarse las uñas. ¿Qué hay que hacer para conseguir un buen resultado? Aquí te damos claves para que puedas disfrutar de una buena sesión de belleza y cuidado para tus pies en poco tiempo y sin salir de casa.
SEGUIR LEYENDO «Consejos para hacer la pedicura en casa»

Hacerse la pedicura paso a paso

pies perfectos
Nos centramos en cómo ha de ser el cuidado de las manos, ya que es una de las partes más visibles del cuerpo. Sin embargo, con la llegada del buen tiempo conviene cambiar la ropa de los armarios y modificar nuestra indumentaria. Es entonces cuando muchas mujeres empiezan a llevar calzado más veraniego como son las sandalias. Los pies son una de las partes del cuerpo que más se descuidan durante el resto del año. A continuación te mostramos cómo se hace una pedicura paso a paso.
SEGUIR LEYENDO «Hacerse la pedicura paso a paso»

Cómo hacer una pedicura casera


Pensamos que con el frío nuestros pies no necesitan tantos cuidados como en verano, pues al estar protegidos se estropean menos. Pero nada más lejos de la realidad. En invierno los pies sufren muchísimo pues sudan, no se oxigenan y están siempre encerrados.

Es muy importante realizar una buena pedicura un par de veces al mes para que la piel se regenere y, de cara al verano, nuestros pies estén estupendos para salir del corsé de las botas.
SEGUIR LEYENDO «Cómo hacer una pedicura casera»

Curar los callos de los pies


Los callos aparecen en los pies debido a un roce excesivo de la piel, eso provoca que sea más gruesa y menos tersa. Para mantener unos pies bonitos, aprende a curar los callos con un tratamiento sencillo que puedes hacer desde casa.


Introduce tus pies en una palangana con agua caliente, sal y un poco de jabón neutro líquido. Deja reposar durante un cuarto de hora para que la duricia se estove.


Luego, aplica por los callos una crema especial rica en vitamina E que puedes encontrar en las farmacias o centros de belleza.


Cuando la crema haya penetrado, pule tus callos con la piedra pómez o lija especial para eliminar pieles muertas.


Finalmente, ponte crema muy hidratante para regenerar la piel y deja secar. Puedes realiza este tratamiento un par de veces por semana, hasta que la callosidad se ablande por completo. Cuando lo tengas solucionado, no olvides aplicar diariamente crema nutritiva para que no vuelvan a aparecer.

Hacer la pedicura


Considerados como la parte más sufridora de nuestro cuerpo, los pies día a día padecen grandes caminatas, multitud de escaleras, tacones, rozaduras… por eso es necesario que les dediquemos el tiempo que necesitan para estar en buenas condiciones y así cuando llegue la época veraniega podamos lucirlos como se merecen.

La pedicura es el tratamiento de belleza que se encarga de cuidar los pies y las uñas de los píes. En los centros donde se realizan estos tratamientos también se preocupan por las piernas ayudando a la mejora de la circulación sanguínea realizando un confortable masaje.
Pero nosotras mismas podemos hacernos nuestra propia sesión de pedicura “casera”.
Necesitaremos algunos materiales, como por ejemplo quitaesmaltes, limas, crema hidratante, piedra pómez, entre otros.

Lo primero que haremos será quitarnos el pintauñas si es que llevamos las uñas pintadas. Una vez realizado este proceso pasaremos a introducir nuestros pies es un cubo de agua templada con jabón o con un poco de limón, durante aproximadamente 10-15 minutos.


A continuación secaremos bien nuestros pies y pasaremos a comprobar las zonas de durezas o callos. Lo que haremos será pasar nuestra piedra pómez para que la zona quede mucho más suave.
Una vez terminamos con la piedra pómez, comenzamos a cortar las uñas, limarlas y eliminar las posibles cutículas que tengamos.

Ahora nos daremos un relajante masaje con nuestra crema hidratante o con algún aceite balsámico.
El proceso terminaría aquí si no solemos llevar las uñas pintadas. Si por el contrario nos gusta pintarnos las uñas, ese sería el último paso. Colocaríamos algodones entre nuestros dedos o los separadores especiales que hay en el mercado y ¡a pintar!.