Evitar los pelos enquistados


Al poco tiempo de depilarnos con cera, suelen aparecer, en las ingles, muslos o piernas, los pelos enquistados. Estos son pelos que, cuando nacen, no consiguen romper la piel y crecen debajo de ella. No sólo porque son antiestéticos, sino también porque son dolorosos, te damos las claves para evitarlos:

– Haz una exfoliación semanal de la piel, preferiblemente con un guante de crin y una crema exfoliante. Cuando te frotes, hazlo con movimientos circulares y en sentido ascendente desde el tobillo hasta la ingle. Con la exfoliación eliminaremos las células muertas de la piel, con lo cual impediremos que se acumulen sobre el vello que comienza a salir y se enquiste.

– Dúchate o báñate con jabones acordes a tu tipo de piel, para que no la irriten y, después de secarte, aplícate siempre una crema hidratante, para mantener en todo momento la piel hidratada.

– Lo que no debes hacer es tratar de sacar los pelos con una pinza o apretando con los dedos, porque esto puede hacer que el poro se infecte y te queden cicatrices en la piel.

– Si no has podido evitar la tentación de coger las pinzas y hurgarte en la piel, y se te han infectado los pelos enquistados, debes acudir al dermatólogo, quien te dará una pomada específica para combatir la infección y normalmente con eso lo solucionarás, pero en casos más graves será necesario que el dermatólogo te extraiga quirúrgicamente el pelo infectado.

– Si aún aplicando estos consejos te siguen apareciendo pelos enquistados, en los centros de estética existe un tipo de exfoliación más intensa, denominada brushing que se realiza con cepillos rotatorios y que seguramente te ayudarán a erradicar definitivamente el problema, pero, si no es así, deberías cambiar a otras técnicas de depilación como la depilación láser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *