Los mejores aliados para tener un vientre plano

vientre-plano
Hoy vamos a seguir hablando de consejos para tener un vientre plano. Con el confinamiento, algunas personas han descuidado su dieta o se ha tendido a comer una serie de alimentos que ayudan a mantener el buen estado anímico, pero que no siempre son favorables para el organismo. En resumen, que puede que el abdomen esté más abultado que al principio de la crisis de la Covid-19. Son situaciones que pueden retornarse, gracias a la ayuda de una serie de alimentos, que son excelentes aliados para conseguir un vientre plano.

Pescados

El pescado es uno de los mejores alimentos a tomar para conseguir reducir abdomen. Siempre es más conveniente comer los azules porque son ricos en grasas saludables. Es el caso de las sardinas, atún o salmón, entre otros.

No hay que olvidarse de cocinarlos de forma saludable, evitando freír, empanar o rebozar. Las mejores opciones son al horno, plancha o hervidos. Y, ¿cuánto comer? La recomendación es dos veces por semana.

Frutos secos

Las nueces también ayudan a reducir abdomen porque son muy saciantes y contienen, al igual que el pescado azul, grasas saludables. Es recomendable tomar unos 15 gramos de nueces al día.

vientre-plano

Aceite

El aceite de oliva es otro gran aliado por el aporte de ácido oleico porque activa la grasa del cuerpo, haciendo que se consuman más calorías. No obstante, a pesar de sus bondades, no hay que excederse de tomar tres cucharadas al día.

Legumbres

Las legumbres tienen muchas bondades para conseguir un vientre plano: ricas en fibra, evitan el estreñimiento, ayudan a mantener el nivel de glucosa en sangre, son ricos en magnesio… Son particularidades más que suficientes para incluirlas en la dieta.

Frutas y verduras

Y, para conseguir el objetivo de reducir el abdomen, no hay que olvidarse de las frutas y verduras ricas en vitamina C (reduce el cortisol, que está relacionado con el estrés y con el exceso de grasa en el vientre), otras vitaminas y antioxidantes. Se reconocen porque suelen tener colores vivos como el rojo, amarillo o naranja.

Dentro de ellas, destaca el pomelo, que además ayuda al hígado a descomponer los ácidos grasos, o la alcachofa que estimula la secreción de bilis y previene la retención de líquidos.

Artículos relacionados:

¿Retención de líquidos?: consejos para tener un vientre plano

Los hábitos del día a día que impiden tener un vientre plano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.