Mejillas sonrojadas


Este tipo de maquillaje es considerado por los expertos como uno de los más sexys. Muchos recuerdan el rubor en las mejillas de muchas chicas cuando les decían un piropo por la calle. Intenta maquillar tus mejillas de esta forma (sonrojada) ya que utilizando el tono y el color adecuado te convertirás en la chica más observada del lugar.

Debes proporcionar a tus mejillas un matiz concreto que sea ligero pero que suministre el suficiente brillo a tu rostro. Recuerda que debes conseguir que la pintura sea natural, cálida y que dé sensación de regocijo. Antes de decidirte por cualquier tono puedes probarte el color que hayas elegido en la tienda para ver si te queda como tú esperas. Hay líneas de productos como los de la marca MAC que se caracterizan por ser de larga duración.

Recuerda que este tipo de maquillaje no debe ser, para nada, fuerte. Si te pintas demasiado las mejillas y además no te preocupas por difuminar el color parecerás un payaso que se va de fiesta. Tu belleza siempre debe parecer natural. Una vez que hayas elegido el color rojizo que mejor te queda, puedes adquirir otros colores para combinarlos y dar más brillo a tus mejillas. Serían una buena elección: rosa, oro, coral, escarlata.

Piensa que no es igual pintarte para ir a trabajar que para salir de noche. De noche puedes intensificar un poco más los colores pero sin pasarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *