Peinados de noche


Cuando queremos peinarnos para una noche especial, a veces lo más complicado es decidir qué look queremos lucir teniendo en cuenta las múltiples opciones de que disponemos. Podemos elegir entre llevar el pelo suelto, recogido en un moño, una coleta desenfada o un peinado más trabajado.
Lo importante a la hora de elegir el peinado es tener en cuenta el largo de nuestro cabello, si es rizado o liso, la forma de nuestra cara, etc., así como el look que queramos conseguir, si es más atrevido, más romántico o más tradicional.

Si tienes el pelo largo o media melena una buena idea es contrastar un poco el peinado con el vestuario, es decir, si tu vestuario es formal, puedes dejarte el pelo suelto para darle al conjunto un aire más desenfadado, o si tu vestimenta es más informal, puedes hacerte un moño sencillo, lo cual te dará un aire muy chic. Si tu pelo es rizado puedes hacerte un moño dejando que algunos rizos caigan sueltos al lado de las sienes. Si tu pelo es muy lacio, la mejor opción es hacerte una coleta elegante y adornarla con un coletero o un broche que complete tu vestuario.

Si llevas el pelo corto también puedes estar absolutamente elegante por la noche. Si quieres un estilo más informal, puedes ponerte un poco de espuma en las puntas para lograr un peinado “despeinado”. Si deseas un look más formal, puedes utilizar la gomina para fijar el cabello, consiguiendo un look serio y elegante al mismo tiempo, ideal para trajes de noche.

Si tu vestido tiene escote, un peinado ideal es dejar el pelo suelto de manera que algunos mechones caigan sobre tus hombros, aunque también puedes peinártelo en una coleta elegante. Si tienes el pelo corto, puedes probar a ponerte algunas extensiones. Te sorprenderá el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *