Pies ásperos


Pocas partes del cuerpo reciben tan “malos tratos” directos como los pies. Durante todo el día, se ven obligados a caminar penosamente a través de diferentes tipos de terreno que finalmente consiguen que al llegar a casa veas unos pies secos y algo inflamados. Unos pies secos son muy poco atractivos. Además, esta sequedad termina produciendo una aspereza bastante desagradable.

Muchas mujeres, deciden restaurar la belleza natural de sus pies en la comodidad de su hogar. Prueba estos sencillos consejos para curar los pies ásperos y verás como notas el cambio en poco tiempo. Lo primero que debes saber es que la piel es la primera línea de defensa del cuerpo contra el medio ambiente peligroso. Cuando está dañada, no puede hacer bien su trabajo de mantener alejados los patógenos peligrosos y se produce el bloqueo de la humedad.

Tener los pies muy secos es muy parecido a tener una herida abierta, ya que estos se vuelven muy propensos a las bacterias, la invasión de hongos, etc. Debes utilizar una crema muy hidratante y aplicártela todos los días mediante unos suaves masajes. Si vas a utilizar un exfoliante antes de hidratar, el más recomendable es la piedra pómez.

La piedra pómez es una roca volcánica que es muy ligera y tiene increíbles poderes abrasivos. Puedes hacer lo siguiente; prepara en una taza, la mitad de crema hidratante y la otra mitad de piedra pómez rayada. Añade unas gotas de aceite de clavo (olor de pies), aceite de alcanfor (para los pies cansados), o aceite de menta (para mejorar la circulación) . Por último, aplícalo en tus pies ásperos.

1 comentario

  1. wow me encanto los consejos me podrian poner un articulo de como curar callos, tipos de masajes en los pies y otras cosas mas porfavor

    Se los agradesco porfavor podrian acerme el favor

    ATTE.danyqeonda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *