Productos para eliminar la celulitis


Vale, todas sabemos que no hay productos milagrosos que eliminen la celulitis en su totalidad, pero sí que existe una conjunción de tratamientos y hábitos que, puestos en común, hacen que sea mucho menos visible, incluso imperceptible. Pero es cierto que cada vez hay más productos específicos y mejoras que nos pueden ayudar a disimular la celulitis.

Hace unos días os hablé del producto estrella de Shiseido pero, para combatir la celulitis, no sólo hay cremas. Existen otros productos que pueden ayudarnos con la piel de naranja.

Anticelulítico efectivo

La celulitis es un problema que afecta a la gran mayoría de mujeres y, por eso, a todas nos preocupa y, todas, buscamos siempre los mejores productos para combatirla. Los más utilizados y habituales son las cremas o geles que combinan el efecto de la cafeína con otros productos quema grasas.


Aunque no son milagrosas, las cremas como Somatoline o la reductora de Roc ayudan, y mucho, a combatir la piel de naranja, siempre y cuando se aplique diariamente y con un masaje. Además es importante combinarla con una dieta equilibrada y ejercicio diario.

Otros productos válidos

Perfect Slim Pro es un producto de L’Oréal inspirado en las técnicas profesionales de masaje, este Lipo-Modelador, que combina el efecto de masaje con un concentrado a base de cafeína, da unos resultados muy buenos. El precio es asequible y, el masaje, permite que el producto penetre mejor al tiempo que la circulación se activa.

Otro producto que no solemos asociar con la celulitis pero que puede ayudar muchísimo a combatirla, siempre combinado con otros, son las infusiones. La infusión de cola de caballo es una de las más indicadas para combatir la celulitis pues ayuda, y mucho, a combatir la retención de líquidos.

Cualquiera de estos productos, combinado con tu anticelulítico habitual, una dieta equilibrada y un poquito de ejercicio hará que tu celulitis disminuya considerablemente. Si, además, lo combinas con un drenaje linfático de tanto en cuando será como si la celulitis nunca hubiera existido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *