Proteger la piel de las axilas


Las axilas o sobacos son una zona del cuerpo muy delicada y complicada de embellecer, ya que la piel de esa área del cuerpo funciona como centro purificador de nuestro organismo, es decir para eliminar toxinas mediante la transpiración. El pelo aparece en esa zona simplemente por protección.

Sin embargo, con la calidad del textil actual la presencia de vello en las axilas se hace prácticamente innecesaria, se considera algo incómodo y antiestético. Por eso solemos recurrir a la depilación, para ello lo más recomendable son los aparatos eléctricos, ya que tratan delicadamente la piel eliminando los vellos de raíz.

La depilación con cera la debe realizar una persona experimentada, para que al tironear la piel no se lastime. Tampoco hay que subestimar la máquina de afeitar, puedes rasurar tus axilas para no irritar la piel, aunque fortalecerás el vello. Mantén hidratadas las axilas, para que la piel permanezca suave y sedosa.

Respecto al uso de desodorantes, es importante que no sean antitranspirantes, ya que estos últimos tapan los poros por los que se produce la transpiración, impidiendo así la eliminación de toxinas. También evita desodorantes en aerosol ya suelen dejar residuos que se van acumulando en tu piel, y pueden resecar la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *