Cómo quitar las manchas de las axilas


Tal vez nunca os lo hayáis planteado pero la piel de las axilas es extremadamente sensible y los tratamientos a la que la sometemos en muchas ocasiones pueden estropearla y marcarla dejando unas sombras que no resultan nada atractivas.

La depilación, tanto láser como a la cera, el uso de desodorantes y de prendas demasiado ceñidas que no permiten que la piel se oxigene pueden provocar la aparición de dichas manchas. Hoy os traigo algunas soluciones para que vuestras axilas luzcan tan tersas y blancas como la piel de un bebé.
SEGUIR LEYENDO “Cómo quitar las manchas de las axilas”

Aclarar las axilas


Levantas los brazos y de repente te das cuenta de que tus axilas están un poco oscuras. En ese momento te mueres de la vergüenza. Para evitar situaciones embarazosas como ésta es mejor que intentemos llevar vestidos o camisetas con mangas, y mejor no hacer movimientos corporales que puedan resultar algo incómodos.

Este problema puede afectar hasta la autoestima de la persona. Hay que intentar deshacerse de la oscuridad de las axilas ¿Cómo se hace eso? Hoy te damos unos cuantos consejos que pueden servirte de ayuda. Se pueden tratar de blanquear con diferentes remedios caseros, aunque también existen diferentes productos en el mercado que nos pueden ayudar a conseguir unas axilas suaves, brillantes y blancas.
SEGUIR LEYENDO “Aclarar las axilas”

Consejos para la depilación de las axilas


Las axilas son una de las zonas más delicadas para depilar. En ellas la piel es más suave y delicada, lo que hace que se irrite con facilidad, por lo que se han de seguir una serie de consejos a la hora de hacerlo:

– En la medida de lo posible, debes evitar usar la maquinilla. Aunque es un método muy cómodo, sobre todo si andas escasa de tiempo, es inevitable que con la maquinilla te produzcas pequeños cortecitos en la piel que, aunque son invisibles a simple vista, según van cicatrizando hacen que la piel se engrose, lo que tendrá como resultado el oscurecimiento de la piel de la zona.

SEGUIR LEYENDO “Consejos para la depilación de las axilas”

Recetas de belleza para axilas manchadas

A veces la piel de las axilas comienza a oscurecerse. Esto puede ser debido a la predisposición genética, un exceso de pigmentación de la piel, acumulación de células muertas en ése área, el uso de algunos desodorantes y la utilización de cremas depilatorias. Si tus axilas han comenzando a presentar manchas, aquí te proponemos algunos remedios para eliminar las manchas:

Receta de limón y glicerina: Necesitas tres gotitas de glicerina, 3 gotitas de zumo de limón y tres gotitas de aceite de almendra. Para prepararla, mezcla todos los ingredientes y aplícate la preparación una vez al día, antes de la ducha. Si te sobra después de aplicártela, guárdala en la nevera para utilizarla al día siguiente.

Receta de yogurt: Necesitarás dos cucharadas de yogurt natural, dos cucharadas de glicerina natural y el zumo de un limón pequeño. Mezcla todos los ingredientes. Antes de aplicarte la mezcla en las axilas, limpia la zona con un algodón impregnado en aceite de oliva. Puedes guardar la mezcla en la nevera para usarla varios días.

Otros modos de combatir las manchas en las axilas son los siguientes:

– Aplícate después de la ducha crema hidratante corporal para mantener la zona hidratada, lo que ayudará a evitar que se manche por efecto de la luz solar. Procura que sea una crema sin aroma.

– Utiliza un desodorante que no contenga alcohol ni ninguna fragancia.

– Utiliza la esponja todos los días cuando te duches, preferiblemente si es esponja natural.

– Si las manchas son recientes, puedes exfoliar la zona con una mezcla compuesta por una cucharada de bicarbonato, dos gotas de limón y agua oxigenada, y aplicar la mezcla en la zona afectada durante veinte minutos. También puedes realizar la exfoliación con un poquito de azúcar con miel que debes aplicar en en las zonas manchadas y finalmente enjuagar con abundante agua.

Cuida tus axilas


Normalmente prestamos atención a nuestro rostros, nuestros pies, manos, vientre, pero muchas veces nos olvidamos de las axilas. Realmente solemos prestarlas atención solamente cuando nos depilamos y después no volvemos a hacerlas caso, sin tener en cuenta que es una parte del cuerpo cuya piel es extremadamente delicada y sometida a muchos agentes irritantes. Por ello no debemos olvidarnos de cuidarlas.

– En las axilas se acumula flora bacteriana que, junto con el sudor hace que sea una zona muy propensa a las infecciones cuando nos depilamos. Por eso es muy importante cuidar la higiene de las axilas, para evitar que se acumulen las bacterias de las que hemos hablado antes, que producen mal olor e irritación.

– Utiliza un desodorante suave o un antitranspirante, siempre cuidando que sea el que mejor se adapta a tu tipo de piel. Pero recuerda no abusar de los antitrasnpirantes, ya que impiden que la piel de tus axilas respire. Es mejor utilizarlos para ocasiones especiales, en las que debemos evitar las manchas de sudor en la ropa.

– Si te depilas con maquinilla, utiliza un gel suave o una crema hidratante. Ten mucho cuidado con los posibles cortes en esta zona, y si te cortaras, lávate bien el corte para evitar que queden sobre él restos de jabón y aplícate un antiséptico.

– Si sudas mucho, lo que se conoce como hiperhidrosis, y se está convirtiendo en un problema para ti, que no logras resolver con un antitranspirante, puedes solucionarlo en una sola sesión de láser o una sesión de bótox cada seis meses.

– Finalmente, para que estén suaves, mezcla en un recipiente unas gotas de limón con unas gotas de glicerina y una gotas de aceite de oliva. Aplícalas en tus axilas diez minutos antes de ir bañarte y al salir de baño emplear una crema hidratante.

Cómo depilarse las axilas


La mejor opción para mantener las axilas sin pelo es la depilación láser definitiva. Se realiza en varias sesiones, dependiendo del grosor y cantidad de vello, lo malo es que es un método algo costoso. Lo mejor de esta técnica es que en una sola sesión de láser, el vello queda más debilitado. Pero también existen otros métodos más económicos y caseros para depilarte esta zona.

Una alternativa es recurrir a la maquinita de afeitar, no tiene ningún coste es rápido de realizar. Lo recomendable es hacerlo durante la ducha, debajo del agua para no generar irritación en la piel. La desventaja es que el vello se hace cada vez más fuerte y vuelve a crecer algo más rápido. Es posible que en verano cuando el pelo crece más rápido porque los poros están más abiertos, tengas que pasarte la maquina de afeitar casi todos los días.

También puedes depilarte con cera, permite debilitar el vello y retrasar un tiempo el crecimiento. Este método tiene una desventaja muy dolorosa, el tirón de la piel. Algunos dermatólogos no lo recomiendan para las axilas ya que se encuentra muy cerca de los ganglios del pecho y puede dañarlos. Por otra parte, la piel del sobaco es muy fina y sensible, por lo que puede resultar bastante doloroso.

Otra opción es hacerlo con unas pinzas de cejas, el único problema es que requiere mucho tiempo y paciencia, además es realmente incómodo. Por último, están las cremas depilatorias con resultados similares a las de la afeitadora. Lo bueno es que algunas cremas tienen un compuesto que puede retrasar en algo el crecimiento del pelo.

Proteger la piel de las axilas


Las axilas o sobacos son una zona del cuerpo muy delicada y complicada de embellecer, ya que la piel de esa área del cuerpo funciona como centro purificador de nuestro organismo, es decir para eliminar toxinas mediante la transpiración. El pelo aparece en esa zona simplemente por protección.

Sin embargo, con la calidad del textil actual la presencia de vello en las axilas se hace prácticamente innecesaria, se considera algo incómodo y antiestético. Por eso solemos recurrir a la depilación, para ello lo más recomendable son los aparatos eléctricos, ya que tratan delicadamente la piel eliminando los vellos de raíz.

La depilación con cera la debe realizar una persona experimentada, para que al tironear la piel no se lastime. Tampoco hay que subestimar la máquina de afeitar, puedes rasurar tus axilas para no irritar la piel, aunque fortalecerás el vello. Mantén hidratadas las axilas, para que la piel permanezca suave y sedosa.

Respecto al uso de desodorantes, es importante que no sean antitranspirantes, ya que estos últimos tapan los poros por los que se produce la transpiración, impidiendo así la eliminación de toxinas. También evita desodorantes en aerosol ya suelen dejar residuos que se van acumulando en tu piel, y pueden resecar la zona.