¿Qué tipo de gel me conviene?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

tipos geles
En el mundo de la cosmética no solo hay cremas o maquillajes que son más idóneos para cada tipo de piel. También en los geles hay una gran variedad de productos, aunque muchas veces no se suele prestar mucha atención a su elección. Y es un error porque es muy importante utilizar uno que realmente le vaya bien a la piel para que pueda mantenerse en perfecto estado.

Los tipos

Uno de los más comunes es el gel hidratante, que es idóneo para las personas que suelen tener la piel seca, ya que incorporan agentes limpiadores y sustancias que permiten que las células mantengan el estado óptimo de hidratación.

El gel nutritivo es otra de las opciones que hay disponibles. En este caso, su uso es recomendado para un tipo de piel también seca, pero cuando es a la vez necesario que tenga una mayor suavidad. La clave está en que para ello aporta ingredientes humectantes, que aportan agua, además de lípidos para evitar la sequedad de la dermis.

Para las pieles que son sensibles o bien tienen problemas de intolerancia, no queda más remedio que utilizar el gel calmante, ya que su fórmula no ataca la epidermis al mismo tiempo que elimina impurezas.

También está el gel cremoso, que está más indicado para aquellas pieles que son tirantes o frágiles. Con él, se consigue que la dermis quede más sedosa y que mantenga sus propiedades. En este grupo, figuran los que son de aceite de almendras por ejemplo.

tipos geles
Los geles refrescantes son otro producto disponible, siendo conveniente su empleo en personas que buscan experiencias sensoriales y no tienen problemas de piel. No obstante, se puede utilizar de vez en cuando para darse un pequeño capricho. Entre los más refrescantes figuran aquellos que contienen cítricos.

También para darse un capricho o una experiencia diferente se puede utilizar el gel relajante, que es para las personas que quieren convertir el momento del baño en uno de relax. Entre sus ventajas se encuentran la de aportar serenidad y bienestar tanto al cuerpo como a la mente.

Y, en el lado contrario, estaría el gel tonificante que es el adecuado para animarse y levantar el ánimo. Por supuesto, es mejor emplearlo por la mañana por la dosis de vigor que aporta. En su composición es habitual que se incluyan algas marinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *