Recetas naturales para unos brazos suaves

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Seguramente los brazos es la parte del cuerpo a la que menos atención prestamos. Únicamente nos fijamos en ellos cuando comienzan a aparecer granitos que hace que la piel se vuelva áspera y se reseque. Para evitar esto y lograr una piel suave, te presentamos unas recetas naturales:

Exfoliante de fresas: Para prepararla necesitas cuatro fresas grandes, una cucharadita de miel, una cucharada de yogur y una cucharada de fécula de maíz. Comienza machacando las fresas y después mézclalas con los demás ingredientes en un recipiente. Cuando tengas una pasta, aplícala sobre los brazos y después haz que penetre utilizando un guante de crin al tiempo que te das unos masajes suaves. Después deja actuar la mezcla durante veinte minutos y para terminar aclárate con agua fría.

Exfoliante de aceite de oliva y arena: Necesitarás una barra de jabón de glicerina, media taza de agua, una cucharadita de aceite de oliva, una cucharada de arena y papel de cera. Pon en un recipiente el jabón de glicerina y el agua.

Caliéntalos a fuego lento hasta que se derrita el jabón y después añade el aceite de oliva y la arena. Remueve constantemente para que todo se mezcle y apaga el fuego.

Cuando la preparación este a medio enfriar, forma con las manos unas bolitas de jabón y deja que se enfríen del todo sobre el papel de cera. Cuando se hayan enfriando y endurecido, humedécete los brazos con agua y pasa las bolitas exfoliantes por ellos, haciendo hincapié en la zona de los codos, que es donde la piel es más rugosa. Después aplícate un poco de crema hidratante.

Puedes realizar esta exfoliación una vez por semana para lograr una piel de una suavidad extrema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *