Solucionar las manchas de melasma


Muchas mujeres embarazadas sufren durante este periodo cambios en su cuerpo como la ganancia de peso o desequilibrios hormonales. Otras mujeres experimentan el oscurecimiento del vello facial y otras experimentan cambios en la pigmentación de su piel. Este aumento de producción de melanina es conocida como melasma.

Los síntomas incluyen manchas oscuras irregulares sobre las mejillas, la nariz, los labios y la frente. La aparición es gradual. La causa de este problema se debe a la estimulación de los melanocitos o células productoras de pigmento que se ven afectados por el estrógeno y la progesterona. Este problema no se produce sólo en mujeres embarazadas también es algo común personas con piel oscura y que viven en zonas de intensa exposición al sol. También hay disposiciones genéticas y un aumento de casos en pacientes con problemas en la tiroides.


Existen algunos tratamientos que pueden corregir esta decoloración, aunque a menudo después del embarazo las manchas desaparecen espontáneamente. Los tratamientos más utilizados son los que se realizan con medicamentos que incluyen hidroquinona (HQ), que inhibe una enzima que produce la melanina.

El uso de tratamientos con láser puede ser o no ser eficaces, en función del diagnóstico. Por eso te recomendamos que para cualquier duda o problema consultes con un médico especialista en la materia. Recuerda que el cuidado de tu piel debe incluir una mínima exposición al sol y el uso de protectores solares ya que el exceso también puede producir este problema.

Cuerpo, Piel,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *