Tipos de coloración para el cabello

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si queremos darle un toque distinto a nuestro aspecto, nada mejor y más fácil que cambiar el tono de nuestro cabello. Con ello podemos suavizar nuestros rasgos, dar una imagen más desenfada o incluso parecer más jóvenes. Tenemos a nuestro alcance muchas opciones para lograrlo, y elegir una u otra dependerá de nuestro tipo de cabello, el resultado que queramos conseguir y, sobre todo, de nuestras preferencias. Aquí te las presentamos las más habituales para que elijas la que más te guste:

Tinte: Si tu objetivo es cubrir las canas, nada mejor que utilizar esta técnica. Las cubre todas y te va a permitir cambiar totalmente el color del cabello. No está indicado si lo tienes muy débil o quebradizo porque contiene amoniaco y oxidantes, sustancias que son necesarias que se fije el color. Si es así, lo mejor es que esperes a que tu cabello se fortalezca un poco y después lo apliques.

Decoloración: Esta técnica nos permitirá rebajar cuatro tonos en el cabello si nuestro tono es natural y dos si lo llevamos teñido. Ten en cuenta que es una técnica muy agresiva para el cabello, ya que es necesaria una decoloración previa para después aplicar el color deseado sobre el cabello.

Tinte no permanente: Ideal si no queremos dañar el cabello, aunque, si tenemos canas, no las cubrirá totalmente. Nos va a permitir lucir un cabello brillante y, si no nos gusta la coloración que ha adquirido nuestro cabello, no nos debemos preocupar, porque el color se va en seis lavados.

Tono sobre tono: También es perfecto para un cambio de look, si no queremos dañar nuestro cabello. Tiene la ventaja, de que también lo podemos utilizar si tenemos canas o el cabello blanco, ya que lograremos un brillo extra. No afecta al cabello y puede durar hasta ocho semanas, aproximadamente unos treinta lavados.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *