Tres ejercicios para un vientre plano y firme

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+0

ejercicios-vientre-plano
Tener el vientre plano y firme es el sueño de muchas mujeres, sobre todo, cuando se aproxima el verano y toca quitarse el abrigo y las chaquetas para lucir camisetas, tops y el bikini. El ejercicio es una de las mejores armas que hay para conseguir este objetivo. Con tres sencillos abdominales, aún estás a tiempo de lucir tu mejor abdomen.

Vientre plano

Para que el vientre esté más plano, se puede hacer un ejercicio específico. En primer lugar, hay que ponerse de rodillas en el suelo o sobre una colchoneta, de manera que queden bien apoyadas. Además, se deben apoyar las manos con los brazos estirados, quedando más o menos en línea vertical con los hombros.

Desde esa posición, hay que comenzar a flexionar los brazos y estirar las piernas hacia atrás para luego volver a la posición inicial. Aunque se trabajan brazos y piernas, lo cierto es que la zona en la que más incide el ejercicio es el abdomen. Con hacer 10 flexiones en cada una de las tres series es más que suficiente.

Vientre firme

Para conseguir que el vientre, además de estar plano, esté también firme se pueden hacer otra serie de abdominales. En este caso, vamos a proponer dos ejercicios. El primero consiste en tumbarse en el suelo o sobre una colchoneta con las piernas juntas y con los brazos estirados a lo largo del cuerpo.

ejercicios-vientre-plano
A continuación, se tiene que doblar una pierna por la rodilla para elevarla y aproximarla hasta el pecho a la vez que se levanta el brazo contrario y se dobla por el codo para tratar de que toque la rodilla. Luego hay que cambiar de pierna y brazo. Este movimiento, se tiene que hacer cinco veces en cada una de las tres series.

Otro de los ejercicios para ganar en firmeza consiste en tumbarse boca arriba con los brazos extendidos. Desde ahí, se flexiona la pierna derecha al mismo tiempo que se extiende la izquierda para, a continuación, levantar las caderas todo lo que se pueda, pero sin modificar la posición de las piernas. Luego hay que bajar y cambiar de pierna. Con hacer tres series de cinco veces con cada una de ellas es bastante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *