Un masaje de manos relajante


Un masaje de manos y de brazos, no sólo te ayudará a relajarte considerablemente, sino que también, una gran cantidad de puntos de presión que se asocian con otras partes del cuerpo se verán beneficiados. Puedes darte tu mismo el masaje, aunque lo mejor es que te lo proporcione un especialista en el tema para que sea mucho más eficaz y toque esos puntos que te comentamos.

Siempre se debe comenzar desde la palma, que es donde todos los nervios se dividen y entran en los dedos. Masajear la mano, el antebrazo y la región que hay por encima del codo te ayudará a relajarte rápidamente. Cuando comienzas a trabajar en la palma de la mano, no te dirijas directamente a los dedos. Lo mejor es que vayas desde las muñecas hacia la punta de los mismos.

Es importante que todo el brazo esté estirado para, así, poder conseguir la relajación de los músculos tal y como se hace en los ejercicios de estiramiento en los entrenamientos. Debes comprobar si hay dolores en alguna de las partes antes de iniciar el masaje. En el momento que veas que tienes algún dolor, deberás detenerte inmediatamente y tratar la zona para conseguir disminuir dicho dolor.

Masajear no siempre cura los problemas, recuérdalo. Si el masaje no se realiza bien y hay una zona dolorida, este podría aumentar el dolor. Realiza movimientos circulares y siempre dirigidos hacia el corazón en vez de en su contra. Esto hace que la sangre fluya desde la zona de masaje al corazón. No te olvides de masajear las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *