Un poco de miel para una piel radiante


Sí, has leído bien. Es el último grito en cosmética, y no sólo en cremas. La miel es un producto rico en nutrientes y muy hidratante que acaba de convertirse en el ingrediente it de la cosmética natural.

Desde cremas corporales o productos antiedad pasando por maquillaje, jabones y cremas de manos, la miel se ha convertido en un componente indispensable gracias sus cualidades nutritivas, cicatrizantes, hidratantes, antioxidantes y antiinflamatorias. Ya en la antigüedad se utilizaba en diferentes ungüentos curativos y, ahora, ha vuelto para quedarse.

La complejidad de un producto de siempre

¿Quién no se ha tomado un vaso de leche caliente con miel para aliviar un dolor de garganta? La miel es más que un alimento, es un producto que tanto te alivia el dolor de garganta como una quemadura así que, ¿por qué no utilizarlo en productos de belleza?


Muchas celebrities ya han empezado a utilizarlo en tratamientos para el rostro, el cuerpo y el cabello y los resultados son increíbles. The Body Shop ha sacado una línea llamada Honeymania y ya cuenta con muchas adeptas pues, la miel, utilizada en cremas para el rostro aporta una hidratación máxima. Deja la piel tersa, suave y muy hidratada, además de aportar una luminosidad especial.

En el cuerpo los resultados son similares, sobre todo en zonas con tendencia a una sequedad extrema, como las rodillas y los codos. En unas semanas notarás como la piel se vuelve mucho más suave. También es perfecta para disimular cicatrices y manchas de la piel.

Por último, utilizada en el pelo, el brillo que te aportará te sorprenderá sobre manera. Además de esto, ayuda a revitalizar cabellos secos y estropeados por tintes o productos agresivos. Utiliza champús, acondicionares y mascarillas que contengan miel y verás un gran cambio en tu cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *