Alimentos que te ayudan a combatir el calor del verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

alimentos refrescantes
Este verano se está caracterizando por las altas temperaturas. Casi no apetece comer y tan solo se quieren tomar bebidas frías y agua. Sin embargo, la alimentación es una buena alidada para hacer frente a los días más calurosos de este estío y refrescarte con productos sanos y saludables.

Los alimentos

Una de las mejores opciones para refrescarse aunque inicialmente pueda pensarse lo contrario son las bebidas calientes como las infusiones y, sobre todo, el . La clave está en que al ingerirlas calientes ayudan al organismo a sudar, liberando a su vez el calor del cuerpo. De este modo, se genera una sensación de frescor en el organismo con la que se hace frente a las altas temperaturas.

Algo parecido sucede con condimentos como la pimienta. Realmente, las especias no deben consumirse en verano porque aumentan la sensación térmica del cuerpo, pero la pimienta tiene un efecto regulador de la temperatura corporal.

También son de gran ayuda las frutas como el melón porque se puede tomar fresco. Además, es muy diurético y digestivo, evitando así las digestiones pesadas que todavía son menos soportables cuando hace calor. La sandía es otra de las frutas que no puede faltar estos días porque es muy refrescante.

alimentos refrescantes
Las hortalizas y verduras igualmente figuran en este ranking. El pepino tiene un alto contenido en agua –prácticamente el 90% de su composición es agua-, lo que ayuda a que el cuerpo esté bien hidratado.

El tomate es a su vez muy adecuado para estos días de calor porque tiene una buena dosis de minerales, lo que ayuda a que no sientas mareos con las altas temperaturas. Además, es muy refrescante y ligero para estos días.

Otras alternativas son el agua de coco, que garantiza una buena hidratación del organismo con su ingesta y puede sustituir a algún vaso de agua cuando te cansas de beber y te apetece otro producto. Pero no abuses para que luego no lo lamentes al pesarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *