Remedios caseros para disimular las canas


Las canas nos aparecen normalmente a partir de los cuarenta años, aunque debido a que influyen también los factores genéticos, pueden aparecer antes o después. Si no quieres cubrirlas con tintes, aquí te ofrecemos unos consejos para disimularas o o cubrirlas de manera natural:

Crema para disimular las canas: Para prepararla necesitas dos hojas de nogal, cinco nueces trituradas, una cáscara de huevo y un puñado de romero. Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta lograr que la mezcla tenga una consistencia de pasta. Aplícala en el cabello una vez por semana durante una hora. Después aclara el cabello con abundante agua.

Crema de romero y salvia: Prepara una infusión con tres cucharadas de romero y tres cucharadas de salvia. Cuando la infusión esté lista, añade una taza de agua y deja que todo hierba durante diez minutos. Pasado este tiempo, apaga el fuego y déjala enfriar. Cuando se enfríe, empápate el cabello con ella pero no te aclares después.

Henna para oscurecer las canas en un tono rojizo: Para esta receta necesitas tres cucharadas de polvo de henna y una cucharada de jugo de limón. Mezcla ambos ingredientes hasta que obtengas una pasta consistente. Cuando la tengas, aplícala de la forma más homogénea posible por todo el pelo y después cúbrete el cabello con un gorrito de plástico o con pástico para envolver los alimentos y dejártelo puesto durante tres horas aproximadamente. Después, quítate el gorro o el plástico y aclara la henna del cabello aclarándolo con abundante agua. Para lograr que tu pelo cambie de coloración y lograr así cubrir las canas toalmente, debes repetir este proceso durante un par de semanas, a partir de los cuales comprobarás los cambios en tu pelo hacia el tono rojizo.

Remedios caseros para combatir las puntas abiertas


Las puntas abiertas son un gran enemigo cuando queremos tener una melena bonita. Bien sea por la falta de hidratación o por el uso en exceso de productos químicos, las puntas de nuestro cabello se separan y, normalmente, la única solución que encontrábamos para ellas era cortarnos el pelo. Sin embargo, existen una serie de remedios caseron que te ayudarán a combatirlas, dando a tu cabello un aspecto brillante y saludable:

Aceite de almendra dulce: Calienta al baño María dos cucharadas de aceite de almendra dulce y cuando esté ligeramente caliente (cuidado no te vayas a quemar el pelo, con lo que obtendrías el resultado opuesto), lo aplicas en las puntas del cabello. Déjalo actuar media hora y aclárate el pelo. Repite este tratamiento una vez por semana y observarás cómo se sanean las puntas.

Mascarilla de almendra dulce: En un recipiente mezcla una cucharada de miel con una yema de huevo, batiéndolas hasta que quede una consistencia espesa. Cuando la tengas, añade tres cucharadas de aceite de almendra dulce y remuévelo bien para que todo se mezcle. Después de lavarte la cabeza con tu champú habitual, aplícate esta mascarilla insistiendo en las puntas del cabello. Cúbrete la cabeza con una toalla y deja actuar la mascarillas durante viente minutos. Finamente aclárate el pelo con abundante agua.

Suavizante de aguacate: Calienta dos cucharadas de aceite de aguacata, dos de aceite de oliva y dos de coco. Deja enfriar la mezcla y, cuando esté a temperatura ambiente, añade dos cucharadas de miel. Aplícalo en las puntas durante quince minutos y después aclárate el cabello con abundante agua.

Flores en el pelo


Cuando pensamos en adornar nuestros cabellos, pensamos en peinetas, diademas, horquillas, pero raramente nos paramos a pensar en las flores, excepto si buscamos un peinado de boda ya seamos a la novia, la madrina o una de las damas de honor.

Pero las flores, aparte de ser uno de los estampados que más se utilizan en la moda, también pueden hacer mucho por tus aspecto y con pequeños detalles podemos lograr grandes efectos. Podemos utilizar flores naturales o adornos en forma de flor para el día a día cotidiano, y adornos florales más especiales en momentos más destacados, como una cena o una cita especial… Sea el momento que elijas, no dudes que las flores te aportarán un toque exquisito o un aire de frescura y juventud, según las que elijas. No tienes más que pensar en las mujeres hawaianas, con sus cabellos adornados con grandes flores, o en la imaginería que representa para la mujer española, sobre todo la andaluza, un clavel rojo como símbolo de la pasión.

Además, puedes utilizarlas con el pelo largo suelo, con media melena, como adorno para recogidos y moños… deja volar tu imaginación y haz tus propias creaciones. Eso sí, ten cuidado de que no sea tan grande como para que quede exagerada ni tan pequeña como para que se te pierda por el pelo.

Lo ideal es elegirlas de un tono que vaya a juego o bien con los tonos de tu vestido o de tus complementos. El tipo de flor lo eliges en función del aire que quieras darle a tu aspecto. Eso sí, no olvides que el tono de la flor también debe ir a juego con tu cabello, para que no destaque demasiado.

Para acertar, utiliza las orquídeas. Son un clásico y quedan perfectas con recogidos o melenas.

Cuidado del cabello rubio


El cabello rubio tiende a ser más delicado y frágil que el cabello moreno, por lo que soporta peor las agresiones externas como la contaminación, el tabaco, el polvo… que pueden hacer que se deshidraten rápidamente. Sin embargo, existen formas de cuidar el cabello rubio y mantenerlo brillante y fuerte.

– Elige un champú indicado para cabellos rubios y con propiedades nutritivas y antioxidantes. Lávalo como máximo dos o tres veces por semana, siempre con agua tibia.

– Para mantener el color de tu cabello, puedes lavarlo una vez a la semana con un champú a base de manzanilla.

– Si utililizas el secador, no lo pongas demasiado caliente para no dañar tu cabello.

– Una vez a la semana, utiliza una mascarilla reparadora. Déjala actuar durante diez minutos y después aclárate con agua tibia tirando a fría.

– También puedes cuidar tu cabello rubio con productos caseros hechos por ti. Aquí te damos algunas ideas:

Champú para conseguir un pelo brillante: Prepara una infusión con dos cucharadas de manzanilla seca en un litro de agua. Después añade el zumo de medio limón, 100 g de jabón de Marsella rayado y pon la mezcla al fuego hasta que hierva. Una vez esté listo, cuélalo y ya tienes tu champú casero.

Mascarilla para dar brillo a tu cabello: En un bol, mezcla una yema de huevo, una cucharada sopera de aceite de oliva y una cucharada pequeña de miel. Con un pincel aplica la mezcla desde la mitad del cabello hasta las puntas. Después, envuelve el pelo en una toalla caliente (la puedes calentar dejándola en el radiador) y deja que la mezcla actúe durante un cuarto de hora. Cuando haya pasado el tiempo, aclárate el pelo con agua tibia y lávalo con tu champú habitual.

Cuidado del cabello oscuro


Aunque suele ser más resistente que el cabello rubio, el cabello moreno también necesita cuidados específicos para evitar que se vuelva seco y delicado. Además, tiene la ventaja de que es el cabello que más refleja la luz, con lo cual, si lo cuidamos y lo mantenemos brillante, tendremos un cabello realmente bonito. Aquí te damos algunos consejos para lograrlo:

– Utiliza un champú especial para cabellos oscuros o bien champús o acondicionadores que contengan queratina, lo que le añadirá suavidad y brillo. Lávate como máximo dos o tres veces por semana. Acláralo siempre con agua tibia, aunque al final del último aclarado puedes usar agua fría.

– También es importante que utilices productos que contengan filtros para los rayos ultravioleta, que te ayudarán a mantener el color de tu cabello, sobre todo si es negro, evitando la decoloración a causa del sol.

– Una vez a la semana aplícate una mascarilla nutritiva y reparadora. Déjala actuar durante quince minutos y después aclárate el pelo. Si tu cabello es muy seco, masajéate el cuero cabelludo a menudo para lograr una mayor producción de las glándulas sebáceas.

– También tienes recetas caseras para cuidar tu cabello oscuro:

Champú para acentuar el brillo: Hierve 125 ml de agua, y añádele una cucharada mediana de lavanda seca, una de romero seco y una de clavos de olor. Cuando la mezcla esté tibia, añádele dos cucharadas soperas de champú neutro. Lávate el cabello y déja actuar la mezcla durante unos minutos y después acláralo. Utilízalo una vez a la semana y notarás tu cabello mucho más bonito.

Aclarado para mantenerlo brillante: Prepara una infusión con un manojo de tilo, romero y lavanda en un litro de agua. Fíltralo y añádele una cucharada sopera de vinagre de sidra. Utiliízalo en el último aclarado.

Cuidados del cabello seco


A primera vista, parece que el cabello seco necesita menos cuidados que el graso, porque se ensucia menos. Sin embargo, la grasa del cabello, aunque a veces sea un engorro, ayuda a proteger el pelo y la falta de esta grasa quita elasticidad al cabello, con lo que se vuelve frágil y las puntas se abren con facilidad. Sin embargo, existen unas pautas sencillas para cuidar este tipo de cabello:

Al lavarlo:
– Date un masaje en el cuero cabelludo antes del aclarado para estimular la producción de las glándulas sebáceas.

-Quita el exceso de humedad del pelo con una toalla de rizo, que absorben más cantidad de agua, pero hazlo presionando el pelo con la toalla, no frotando fuertemente con una toalla, ya que romperías las fibras del cabello.

-Cuando uses el secador, sepáralo como mínimo 15cm del pelo y nunca lo uses durante más de 15 segundos en el mismo sitio.

Al peinarte: Hazlo con suavidad, sin movimientos bruscos ni tirones. Si lo tienes muy enredado, con la mano izquierda toma un mechón del cabello y con la derecha cepíllalo hasta desenredarlo de forma que la raíz del pelo no sufra.

Mascarilla casera nutritiva: Mezcla 2 cucharadas de aceite virgen de ricino y 1 de aceite virgen de argán, 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas de aceite esencial de salsa salvia esclarea. Aplica la mezcla sobre el cabello y después cúbrelo con un film de plástico transparente (de los que se usan para la comida) o un gorro de baño. Sobre el film o el gorro líate una toalla caliente. Pasados quince minutos, lávate el pelo con tu champú habitual.

Hazlo cada quince días o, si tu pelo está muy seco, cada semana.

Cuidar el cabello frágil y quebradizo


Si tienes el cabello fino, frágil y quebradizo, con estos consejos lograrás fortalecerlo y darle un aspecto saludable y brillante.

Elige con cuidado el champú. Para tu tipo de cabello son mejor los hidratantes, pero tú notarás cual es la marca que mejor le va a tu pelo. Lávalo dos veces para que sea más fácil peinarlo y una vez a la semana utiliza una mascarilla reparadora para cuidarlo e hidratarlo. Esta mascarilla puede ser un producto del mercado o bien puedes utilizar mascarillas con productos naturles como la mascarilla de yema de huevo, la mascarilla a miel o al aguacate.

– Cuando te laves el pelo, acláratelo con agua fría, que fortalece el cabello.

– Al cepillarte, comienza por las puntas, tirando suavemente si el pelo está enredado, para ir subiendo hasta cepillas el cabello completamente.

– Existen remedios naturales para fortalecer el cabello. Entre estos podemos destacar:

El aceite de oliva. Mójate el pelo con aceite de oliva y envuélvelo en una toalla antes de irte a dormir. Por la mañana tu cabello estará brillante y más fuerte. Hazlo una o dos veces al mes.

Limón y vinagre. Mézclalos con agua templada y aplícate la mezcla antes de darte el champú. Después, mientras te lavas la cabeza, masajéate el cuero cabelludo durante dos o tres minutos. Aclárate el cabello y vuelve a echarte la mezcla y después te aclaras otra vez. Te sorprenderá lo resplandeciente que queda tu cabello.

Cuida tu alimentación, siguiendo una dieta rica en hierro, en vitamina B y en zinc, que favorece el crecimiento del cabello. Si tu cabello es muy frágil puede deberse a falta de hierro o a falta de vitamina B6, que a la larga pueden conducir a la caída del cabello.

Consejos para evitar el cabello encrespado


La mayoría de nosotras sabemos lo que es el frizz o cabello encrespado. Nos pasamos horas delante del espejo, usamos el secador, aplicamos la espuma y, al cabo de unas horas, nuestro pelo se ha encrespado y todo nuestro esfuerzo no ha servido para nada. Bien sea por el tipo de cabello, o bien sea por la humedad, cualquiera diría que esa mañana no nos hemos peinado. Aquí te damos unos consejos para acabar con el encrespamiento:

– Para cepillarte, utilizar cepillos de cerdas naturales, ya que los de plástico electrizan más el cabello.

– Después de lavarte el pelo y antes de secártelo, usa una mascarilla antiescrepamiento que no necesite aclarado. Sécatelo lo antes que puedas, sin dejarte mucho tiempo el cabello húmedo en una toalla, ya que ello contribuirá a su encrespamiento.

Después de lavarte el pelo, y de secarlo un poco con la toalla pero cuando aún esté húmedo, péinate toda la melena hacia el lado izquierdo, de manera que todo el pelo quede hacia un lado de la cabeza. Espera unos minutos y peínalo todo hacia el lado derecho. Después de unos minutos cepíllatelo como sueles hacer normalmente.

– Usa siempre productos para cabello seco y aprovéchate de la extensa gama de productos anti-frizz que existen en el mercado.

Evita usar el secador o la plancha, ya que, al actuar a altas temperaturas, endurecen y envejecen el cabello. También debes evitar utilizar tintes o aplicarte mechas. Si te gusta mucho llevar un estilo que requiera tratarl el cabello con productos químicos, cuídalo con tratamientos reestructurantes profundos para cabellos secos o encrespados

– No te toques el pelo constantemente, y no lo cepilles cuando esté seco. Lo mejor es desenredarlo cuando esté húmedo y después de aplicar un acondicionador. Para desenredarlo, utilza un peine de púas anchas o los dedos.

Dieta para combatir la caspa


La caspa es uno de los problemas más comunes del cabello, y también uno de los que más nos acomplejan tanto a hombres como a mujeres. Muchas veces nos lo pensamos dos veces antes de ponernos una chaqueta, camisa o jersey oscuro al pensar que tendremos que estar pasándonos la mano por los hombros para eliminarla y la sensación que este gesto provoca en los demás.

Solemos tratarla con champú y remedios caseros, pero seguramente no sabes que la dieta también juega un papel importante en la aparición de la caspa. Por ello te vamos a dar unas pautas de alimentación que te ayudarán a eliminar o paliar este desagradable problema:

– Mantén una dieta variada, rica en frutas y verduras. Toma alimentos ricos en vitamina B7 como los huevos, el hígado, el arroz integral y la levadura de cerveza.

– Incorpora los cereales integrales a tu dieta. De ese modo no sólo favorecerás el tránsito intestinal sino que eliminarás la aparición de la caspa. Los alimentos integrales son ricos en vitaminas y oligoelementos necesarios para la belleza de tu pelo.

Evita las grasas como la mantequilla, la margarina y no tomes bollería industrial. Puedes tomar dulces, aunque debes controlar la ingesta de azúcar. Esto beneficiará no sólo a tu pelo, sino también a tu figura.

– Toma alimentos ricos en omega 3, como los pescados azules o los frutos secos. Eso sí, no olvides que estos últimos son muy calóricos, así que consúmelos con moderación. El omega 3 ayuda a combatir la irritación del cuero cabelludo.

– Toma alimentos enriquecidos con prebióticos y probióticos, como los yogures con bífidus. Si tomas leche entera, pásate a la semidesnatada, ya que en algunas personas la leche entera provoca aumento de caspa, pero, eso sí, no dejes de tomarla porque el calcio que contiene es esencial para tus huesos.

Aplicar correctamente la espuma al cabello


La espuma, junto con los geles, fijadores y cera, se ha convertido en uno de nuestros grandes aliados a la hora de cambiar nuestro look, nuestro estilo o, simplemente, moldear nuestro peinado. Sin embargo, a veces es algo engorroso aplicarla, ya que, aunque los peluqueros nos aconsejan poner una nuez de espuma en nuestra mano y extenderla por el cabello, muchas veces no estamos seguras de cuánta usar, con lo cual, o nos queda el pelo completamente lleno de espuma, con lo cual el cabello nos sigue quedando lacio o apelmazado o utilizamos demasiado poca, con lo cual no logramos el efecto que queremos darle al cabello.

Por ello te damos unos consejos sobre como aplicarla:

– Antes de echarte la espuma, sécate bien el pelo con la toalla, de forma que aunque esté húmedo, no gotee.

– En lugar de echar el producto en la mano, échalo en el peine y peina tu cabello, cuidando de pasar por todas las zonas del pelo. De este modo se extenderá uniformemente por todo el pelo.

– Si tu cabello es muy lacio y quieres darle volumen, echa la espuma en el peine y, con la cabeza hacia abajo, extiende la espuma desde la raíz a las puntas. Si quieres que el efecto dure más, sécate después el pelo con el secador.

– Otra variedad de la técnica anterior es aplicar la espuma con el peine, desde la raiz a las puntas y después, con la cabeza hacia abajo, sécate bien el pelo con una toalla (esta vez no uses el secador, porque el resultado no te gustaría).

– Recuerda que, si utilizas habitualmente la espuma, es bueno que te apliques semanalmente una mascarilla nutritiva, ya que la espuma puede ser un poco agresiva para tu cabello.