Cómo beber agua para adelgazar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Seguramente ya sabes que beber agua te ayuda a adelgazar, y quizá hasta lo has puesto en práctica si quieres mantener tu peso o si estás siguiendo una dieta para bajar esos kilos que te sobran. En muchas ocasiones, sin embargo, beber agua no parece ser tan efectivo como todo el mundo dice, y acabamos renunciando o, lo que es peor, incluso poniendo en peligro nuestra salud bebiendo al día más agua de lo que es aconsejable.

Habitualmente, esto se debe a que, para que sea efectivo, es necesario seguir una serie de pautas a la hora de beber agua, para que de ese modo sea completamente eficaz.

Debemos beber como mínimo dos litros de agua a lo largo del día. Es aconsejable ir repartiéndolo para mantenernos hidratadas todo el día y, de ese modo, combatir la retención de líquidos.

Lo mejor es beber agua media hora antes y media hora después de las comidas, y evitar beber durante ellas. Esto se debe a que, si bebemos mucha agua comiendo, además de dificultar la digestión porque se diluyen los jugos gástricos, el estómago se vacía más rápidamente, por lo que la sensación de hambre vuelve mucho antes. Por el contrario, bebiendo antes de las comidas, nos sentimos más saciadas, por lo que comeremos menos cantidad.

Por la mañana, en ayunas, beberemos un vaso de agua, a ser posible fría, aunque no helada. De esta manera hidratamos el cuerpo y estimulamos la función intestinal, logrando así tener un vientre más plano. Si ponemos unas gotas de zumo de limón a este vaso de agua, nos ayudará a eliminar más rápidamente las grasas acumuladas en el organismo.

Si no te gusta beber agua, puedes tomar zumos naturales y añadirles agua, infusiones o caldos desgrasados

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *